martes, 3 de enero de 2017

Un estadista Por: Oscar René Vargas



Un estadista

Por: Oscar René Vargas

Un estadista es un hombre o mujer de una enorme pasión, de gran energía, las que compromete con su ideal de patria, de ética y de sentido de trascendencia. Es un hombre o mujer capaz de discernir entre los valores nacionales que deben preservarse y su certidumbre sobre lo que debe transformarse.
Un estadista es un hombre o mujer de total respeto por las instituciones, de conducta transparente, contra la corrupción y la impunidad. Un estadista es un hombre o mujer sensible a la crítica positiva y tolerante con la crítica insana y sepa cuál es cuál. Es hombre o mujer capaz de pensar con orden y no someterse al tentador recurso de la demagogia.
Un estadista es un hombre o mujer que transite exitosamente por la delicada línea que distingue la legitimidad de la legalidad. Saber pensar largo y actuar corto. Las grandes decisiones son otro común denominador de un estadista, no sólo en los hechos producidos, sino en la finura para ser honestos en sus análisis de situación y en asumir las consecuentes decisiones.
Un estadista sabe reconocer que el presente se ha acabado y que su obligación es reponerlo con algo nuevo que tome en cuenta el medio ambiente y preserve la riqueza hídrica del país. La mujer o el hombre de Estado sabe reconocer cuando el presente se ha consumido y luchar por una sociedad menos desigual. La gran incógnita para nuestro sistema político es si sabremos con quién y hacia dónde dar el salto. No estamos lejos de llegar a la necesidad de encontrar un hombre o una mujer de Estado.
Publicar un comentario

La lucha ecológica y la conciencia colectiva

Conciencia colectiva y ecología La historia del hombre tuvo un cambio evolutivo cuando nació en él la conciencia. El entendimiento ...