En defensa del agua y de los bosques



En defensa del agua y de los bosques

Hace tiempo los daños a la Madre Tierra empezaron a hacerse irreversibles. La vida está en riesgo y los afectados somos todos. No sabemos qué pasará. Pero sabemos que debemos prepararnos para catástrofes cada vez más graves, por la falta de acciones concretas del gobierno. Y sabemos, sobre todo, que no podemos seguir causándole daño y debemos realizar cuantas acciones de remedio y regeneración podamos.

Sabemos también que el gobierno se distingue por su descuido en éste, como en otros campos. No sólo son incapaces de detener y combatir los daños que se siguen haciendo, sino que los estimulan y propician, con su ciega subordinación a las fuerzas del capital que los causan.

La irresponsabilidad de los grandes productores de latifundios que riegan (sin compensar con un pago justo esa agua), de las embotelladoras, el desastre ambiental que causa la minería a cielo abierto (deforestación masiva) y la enorme cantidad de agua que consume la minería. Hasta la fecha son parte del problema, no de la solución.

Los ciudadanos tenemos que tomar en nuestras manos el asunto. Por eso es, precisamente, lo que pueblos, organizaciones, movimientos y colectivos sociales tienen que preparar un plan de acción a favor del medio ambiente, en defensa del bosque y del agua. Es necesario pasar de la denuncia (defensiva) a las propuestas (ofensiva).

Hay que iniciar una Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio. Con un propósito claro: construir una estrategia de acción en común para cambiar las condiciones políticas y sociales en las que se desarrollan las luchas por la defensa de la vida, la madre tierra y el territorio, articulándolas para converger desde la diversidad y convocando a todos los ciudadanos para que participen en estas luchas que corresponden a todos y a todas.

La iniciativa no debe intentar la suplantación a las innumerables iniciativas individuales y colectivas que desde hace años realizan la tarea de defender la naturaleza y que ahora hay extenderla a más ciudadanos. No hay que pretender erigirse en vanguardia o núcleo dirigente. Hay que abrirse a todas y todos, sin restricciones. Hay buscar cómo articular, no dirigir. Hay que intentar como concertar, no centralizar.

El gobierno usa la ley para establecer la ilegalidad, el gobierno quiere mantener un estado de paralización ciudadana enviando el mensaje que nada se puede hacer, despolitiza a los ciudadanos para que renuncien a todos los derechos humanos. No podemos esperar más. Porque todos somos parte de la tierra, vivimos en ella y dependemos de ella, porque las afectaciones son para todos, ¡la lucha es de todos! Sin bosques no hay agua y sin agua no hay vida.





Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la energía hidráulica?

La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación del aire

¿Qué es energía y potencia?

Acuerdo de Cochabamba

¿Cuál es el origen de la energía solar?

La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. (Einstein)

Centrales eléctricas, turbinas y generadores.

¿ Cómo la Draga Limpiará el Río San Juan, de Nicaragua?

¿Que es un Acuífero?

Día Mundial del Reciclaje