martes, 26 de abril de 2016

Potencias del mundo atacan nuevamente America Latina por sus recursos naturales.-



Potencias del mundo atacan nuevamente America Latina por sus recursos naturales.-
Varias Fuentes.-

El precio del litio importado hacia China se duplicó en dos meses (noviembre y diciembre del año 2015) llegando a costar 13.000 dólares la tonelada, según indica ‘The Economist‘. El elemento se ha vuelto clave en la demanda de los mercados y ante esto, el llamado ‘Triángulo del Litio’ en América Latina parece ser una reliquia al concentrar más del 85% de las reservas de este metal en el planeta.
Uno de los ejemplos de las demandas de litio en el mundo, es el caso del empresario Elon Musk, quién indicó a principios de mes que expandiría la producción de los autos eléctricos Tesla. “Para producir 500.000 vehículos al año, necesitamos absorber toda la producción de litio del mundo”, afirmó Musk a los medios.
El elemento es un componente esencial de baterías que alimentan todo, desde vehículos híbridos y eléctricos hasta celulares, ordenadores portátiles y herramientas eléctricas.
Teniendo en cuenta tal la demanda de almacenamiento de energía de alta densidad, Goldman Sachs, uno de los grupos de banca de inversión y valores más grandes del mundo, ha catalogado al litio como “la nueva gasolina”.
De hecho, según un informe publicado por la consultora Allied Market Research, está estipulado que el mercado global de baterías de este elemento genere ingresos por un total de 46.210 millones de dólares hacia el año 2022, indica ‘Diario Financiero’.
El llamado ‘Triángulo del Litio’ es una zona geográfica ubicada en América del Sur, en el límite de Argentina, Bolivia y Chile, que concentra más del 85% de las reservas de ese metal blando del planeta, según indica Fundamin (Fundación para el Desarrollo de la Minería Argentina). Es por eso que los ojos del mundo están puestos allí.
Según indica la BBC, compañías japonesas, estadounidenses, australianas y otras tantas naciones europeas, tienen planes o proyectos en funcionamiento para lo que define en un artículo como la “fiebre del litio”.
Es por esto que, como ocurre en otros sectores mineros de Latinoamérica, algunos han advertido sobre las posibles consecuencias sociales y ambientales de la explotación del material.


martes, 12 de abril de 2016

En defensa del agua y de los bosques



En defensa del agua y de los bosques

Hace tiempo los daños a la Madre Tierra empezaron a hacerse irreversibles. La vida está en riesgo y los afectados somos todos. No sabemos qué pasará. Pero sabemos que debemos prepararnos para catástrofes cada vez más graves, por la falta de acciones concretas del gobierno. Y sabemos, sobre todo, que no podemos seguir causándole daño y debemos realizar cuantas acciones de remedio y regeneración podamos.

Sabemos también que el gobierno se distingue por su descuido en éste, como en otros campos. No sólo son incapaces de detener y combatir los daños que se siguen haciendo, sino que los estimulan y propician, con su ciega subordinación a las fuerzas del capital que los causan.

La irresponsabilidad de los grandes productores de latifundios que riegan (sin compensar con un pago justo esa agua), de las embotelladoras, el desastre ambiental que causa la minería a cielo abierto (deforestación masiva) y la enorme cantidad de agua que consume la minería. Hasta la fecha son parte del problema, no de la solución.

Los ciudadanos tenemos que tomar en nuestras manos el asunto. Por eso es, precisamente, lo que pueblos, organizaciones, movimientos y colectivos sociales tienen que preparar un plan de acción a favor del medio ambiente, en defensa del bosque y del agua. Es necesario pasar de la denuncia (defensiva) a las propuestas (ofensiva).

Hay que iniciar una Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio. Con un propósito claro: construir una estrategia de acción en común para cambiar las condiciones políticas y sociales en las que se desarrollan las luchas por la defensa de la vida, la madre tierra y el territorio, articulándolas para converger desde la diversidad y convocando a todos los ciudadanos para que participen en estas luchas que corresponden a todos y a todas.

La iniciativa no debe intentar la suplantación a las innumerables iniciativas individuales y colectivas que desde hace años realizan la tarea de defender la naturaleza y que ahora hay extenderla a más ciudadanos. No hay que pretender erigirse en vanguardia o núcleo dirigente. Hay que abrirse a todas y todos, sin restricciones. Hay buscar cómo articular, no dirigir. Hay que intentar como concertar, no centralizar.

El gobierno usa la ley para establecer la ilegalidad, el gobierno quiere mantener un estado de paralización ciudadana enviando el mensaje que nada se puede hacer, despolitiza a los ciudadanos para que renuncien a todos los derechos humanos. No podemos esperar más. Porque todos somos parte de la tierra, vivimos en ella y dependemos de ella, porque las afectaciones son para todos, ¡la lucha es de todos! Sin bosques no hay agua y sin agua no hay vida.





sábado, 2 de abril de 2016

Desigualdad Económica y Social en Latinoamérica


desigualdad en Latinoamérica

Según el análisis Tributación pa­ra un crecimiento inclusivo, el 10 % de la población en la región posee el 71 % de la riqueza y tributa solo el 5,4 % de su renta

SANTIAGO DE CHILE.—La con­centración de la riqueza en el 10 % de la población de América Latina y el Caribe atiza la desigualdad en la región, asegura un informe presentado por la Cepal.

Según el análisis Tributación pa­ra un crecimiento inclusivo, realizado de conjunto con la organización no gubernamental Oxfam, ese 10 % posee el 71 % de la riqueza y tributa solo el 5,4 % de su renta, lo cual “está en el corazón de la desi­gualdad”.

El reporte de la agencia de Na­ciones Unidas y la Oxfam, fue di­fundido este jueves a propósito del XXVIII Seminario Regional de Po­lítica Fiscal, que concluyó en esta capital, informa PL.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), destacó que salvaguardar los avances ya logrados por la región y garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible deben ser prioridades.

En consecuencia, la Cepal y Oxfam hemos firmado un acuerdo para trabajar de manera conjunta en la promoción y construcción de un nuevo consenso contra la desi­gualdad, acotó.

El documento señala que los más ricos de la población del área pagan una tasa efectiva de impuesto sobre la renta personal excepcionalmente baja si se la compara con la tasa aplicada al ingreso de los trabajadores asalariados.

Argumenta que los grupos más pudientes en la zona pagan por concepto de impuestos entre el 1 y el 3 % de su ingreso bruto, mientras por ejemplo en Estados Uni­dos la tasa efectiva es de 14,2 % y en algunos países europeos incluso excede el 20.

El estudio advierte que el sistema fiscal de Latinoamérica favorece la recaudación de impuestos al consumo (IVA), lo que pone a las personas con menores ingresos en desventaja frente a los más ricos, que gozan de exenciones tributarias y facilidades para eludir impuestos.

Bárcena, por su parte, remarcó que “un sistema tributario internacional arcaico y disfuncional también proporciona a las empresas y a los ricos amplias oportunidades para que eviten pagar los impuestos que les corresponden en justicia”.

Colombia aprueba el Fracking/... desastre ecológico

Luego de una reñida contienda política entre demócratas y progresistas, donde resultó ganador por un margen aceptable, el presidente Iván D...