lunes, 21 de marzo de 2016

Las actividades humanas más importantes generan gases de efecto invernadero











Las actividades humanas más importantes generan gases de efecto invernadero


Las emisiones comenzaron a incrementarse de forma espectacular en el decenio de 1800 debido a la Revolución Industrial y a los cambios en la utilización de la tierra. Muchas de las actividades asociadas con la emisión de gases son ahora esenciales para la economía mundial y forman una parte fundamental de la vida moderna.

El dióxido de carbono resultante de la combustión de combustibles fósiles es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana

El suministro y utilización de combustibles fósiles contribuye en aproximadamente un 80% a las emisiones producidas por el hombre de dióxido de carbono (CO2)y una significante cantidad de metano (CH4) y óxido nitroso (N2O). También, genera óxidos nitrosos (NOx), hidrocarburos y monóxido de carbono (CO), que aunque no sean gases de invernadero influyen en los ciclos químicos en la atmósfera que crean o destruyen otros gases de efecto invernadero como el ozono troposférico. Mientras tanto, las emisiones de aerosoles de sulfatorelacionadas con combustibles enmascaran de forma temporal parte del efecto de calentamiento producido por los gases de invernadero.

La mayoría de las emisiones asociadas con la utilización de energía se producen cuando se queman combustibles fósiles

El petróleo, el gas natural y el carbón (los cuales emiten la mayor cantidad de carbono por unidad de energía suministrada) proporcionan la mayoría de la energía utilizada para producir electricidad, hacer funcionar automóviles, refrigeración y aire acondicionado para hogares, y dar energía a las fabricas( sobre todo).-

Si la combustión es completa el único subproducto que contiene carbono sería el dióxido de carbono, pero como la combustión a menudo es incompleta, se generan también monóxido de carbono y otros hidrocarburos.

El óxido nitroso y otros óxidos de nitrógeno se producen debido a que la combustión de combustibles hace que el nitrógeno que está en el combustible o aire se combine con el oxígeno de la atmósfera.

Los óxidos sulfúricos (SOx) se generan cuando el sulfuro (derivado primariamente del carbón y del petróleo pesado de combustible) se combina con el oxígeno; los aerosoles de sulfatos resultantes tienen un efecto refrigerante en la atmósfera.

La extracción, procesamiento, transporte y distribución de los combustibles fósiles también libera gases de efecto invernadero

Estas emisiones pueden ser deliberadas cuando se quema o libera gas natural de los pozos petroleros, lo que emite dióxido de carbono y metano respectivamente. También se pueden producir debido a accidentes, al mantenimiento deficiente y a pequeñas fugas en las cabezas de pozos, las instalaciones de tuberías y los oleoductos.

El metano producido en forma natural en los yacimientos de carbón como burbujas de gas o que está disuelto en el mismo carbón, se libera cuando se lo extrae o pulveriza. Los hidrocarburos ingresan en la atmósfera a raíz de los vertimientos producidos por los buques petroleros o debido a pequeñas pérdidas durante la recarga de combustible en los vehículos automotores.

La deforestación es la segunda fuente principal de dióxido de carbono

Cuando se talan bosques para la agricultura o la urbanización, la mayor parte del carbono presente en los árboles que se queman o descomponen se escapa a la atmósfera. Sin embargo, cuando se plantan nuevos bosques, los árboles en crecimiento absorben el dióxido de carbono y lo retiran de la atmósfera.

El gran volumen neto de deforestación más recientes ha tenido lugar principalmente en los trópicos, pero existe una gran incertidumbre científica acerca de las emisiones resultantes de la deforestación y otros cambios en la utilización de la tierras.

La producción de cal (óxido de calcio) para la fabricación de cemento representa una parte importante de las emisiones mundiales de CO2 provenientes de fuentes industriales

Como el CO2 emitido por los combustibles fósiles, el dióxido de carbono liberado durante la fabricación de cemento se genera en la piedra caliza y por consiguiente es de origen fósil, como sucede principalmente con las conchas marinas y otra biomasa enterradas en los antiguos sedimentos oceánicos.

Los animales domesticados emiten metano

El segundo gas invernadero más importante después del dióxido de carbono es el metano producido por el ganado bovino, vacas lecheras, búfalos, cabras, ovejas, camellos, cerdos y caballos. La mayoría de las emisiones de metano relacionadas con la ganadería se generan por la fermentación intestinal de los alimentos causada por bacterias y otros microbios en los tractos digestivos de los animales; otra de las fuentes resulta de la descomposición del estiércol de los animales.

El cultivo de arroz también produce metano

El cultivo de arroz en tierras húmedas o arrozales genera aproximadamente de un quinto a un cuarto por ciento de las emisiones mundiales de metano derivado de la actividad humana. El arroz de tierras húmedas, que representa más del 90% de toda la producción arrocera, se cultiva en campos inundados o regados durante la mayor parte de la temporada de cosecha. Las bacterias y otros microorganismos que se encuentran en el suelo de los arrozales descomponen la materia orgánica y producen metano.

... y como así también la eliminación y tratamiento de basura y residuos humanos.

Cuando se entierran desperdicios en basurales, tarde o temprano éstos experimentan una descomposición anaeróbica (sin oxígeno) y emiten metano (y algo de dióxido de carbono). Si el gas no se capta y emplea como combustible, el metano termina escapándose a la atmósfera.

Esta fuente de metano es más común cerca de las ciudades donde los residuos provenientes de las casas se transportan a un basural central, que en las zonas rurales, donde los desechos se queman o se dejan para su descomposición al aire libre.

También se emite metano cuando se tratan anaeróbicamente los residuos humanos (alcantarillado) como por ejemplo en estanques anaeróbicos o lagunas.

La utilización de fertilizantes incrementa las emisiones de óxido nitroso

El nitrógeno presente en muchos fertilizantes orgánicos y minerales, además del estiércol, acelera los procesos naturales de nitrificación y desnitrificación producidos por bacterias y otros microbios en el suelo. Dichos procesos convierten una parte del nitrógeno en óxido nitroso.

La cantidad de N2O emitida por cada unidad de nitrógeno aplicada en la tierra, depende del tipo y cantidad de fertilizante, las condiciones del suelo y el clima, ecuación compleja que aún no se comprende totalmente.

La industria ha inventado, para usos especializados, varios gases de invernadero potentes de larga duración

Desarrollados en el decenio de 1920, los clorofluocarbonos (CFC) han sido utilizados como propulsores en aerosoles, la fabricación de espumas plásticas para almohadones y otros productos, en las bobinas de enfriamiento de refrigeradores y aparatos de aire acondicionado, así como en los materiales para la extinción del incendios y como solventes de limpieza.

Gracias al Protocolo de Montreal relativo a Sustancias que agotan la capa de ozono, las concentraciones atmosféricas de muchos CFC se están estabilizando, y se prevé que disminuyan en las próximas décadas. Como sustitución de los CFC inocua para el ozono se están empleando otros halocarbonos, principalmente los hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC), que contribuyen al calentamiento global, por lo cual su reducción se ha convertido en objetivo en virtud del Protocolo de Kyoto de 1997.

El Protocolo también establece metas en relación con el hexafluoruro de azufre (SF6) usado como aislante de electricidad , conductor de calor, y agente refrigerante; se estima que, molécula por molécula, su potencial de efecto invernadero es 23.900 veces mayor que el del dióxido de carbono.

Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Secretaría sobre el Cambio Climático

viernes, 18 de marzo de 2016

El atractivo sitio El Salto de la Estanzuela”, se ha secado.

Salto Estanzuela, Estelí, Nicaragua


"Cuando un jefe indio expresó “que el hombre es el único animal que escupe el agua que toma”, no se equivocó. El atractivo sitio El Salto de la Estanzuela”, se ha secado.

Ubicado en el departamento de Estelí, este sitio era uno de los más visitados por turistas nacionales y extranjeros amaneció este viernes 18 de marzo completamente sin agua. La escena es desoladora.
El salto de La Estanzuela es el punto más famoso de la reserva de la Reserva Natural Tisey – La Estanzuela, la cual posee una extensión de 9,344 hectáreas de territorio (más de 13 mil manzanas, ó 93 kilómetros cuadrados) y está ubicada en el Norte del país, repartida entre los municipios de San Nicolás, Estelí y El Sauce. La estanzuela tenía una caída de agua de unos 35 metros de altura, cuya rocosa pared está cubierta por bonita vegetación de zona húmeda.


Un ciudadano observa atónito el cuadra dantesco! Seco! ( Salto B)
Para este verano ya no tendrá la habitual visita de veraneantes, que en esta época solían usarla como balneario local.

Cabe señalar que los cambios climáticos junto al impacto que ocasiona la desforestación, esta causando una grave crisis de agua en estos sitios con muchos ecosistemas generadores de agua, pero que la avaricia y la corrupción, permite la extracción de los bosques generadores de agua.


Salto como fue siempre

Salto B

lunes, 14 de marzo de 2016

La corrupción ha matado a la izquierda del sandinismo oficial




“Los de arriba” han aprendido. También “los de abajo”

Por: Oscar René Vargas

Sociólogo



El despale indiscriminado en la Cordillera de Dipilto/Jalapa, la destrucción de la Reserva de Bosawás y las tolvaneras de León, hacen evidente la manera en que el capital y sus aliados gubernamentales cometen impunemente toda suerte de abusos al profundizar el despojo de los bienes naturales que caracteriza la situación actual. Revela también la resistencia que comienza a presentarse en diferentes partes del país.

La estrategia destructiva de “los de arriba” está encontrando sus límites naturales, humanos y sociales. Las movilizaciones sociales regionales y nacionales en contra de la concesión canalera y ahora se presenta por la tala de los bosques de la Cordillera Dipilto-Jalapa, ambas movilizaciones están mostrado vigor, capacidad de concertación, velocidad de respuesta de parte de los sectores sociales afectados por las decisiones del gobierno.

Pero mucha gente se sigue preguntando por qué nada pasa, por qué no se produce un movimiento social más amplio que ponga un alto al horror que padecemos, por qué seguimos soportando a esas clases políticas y económicas tan ¬incompetentes, corruptas y autoritarias.

La corrupción ha matado a la izquierda del sandinismo oficial y ha hecho daño a todos los sectores progresistas en el país. Cuando el afán de hacer plata se metió adentro de la política del sandinismo oficial mató la implementación de una política progresista. Hace tiempo prevalecen las condiciones que en el pasado produjeron protestas sociales y revueltas políticas importantes. ¿Por qué ahora no?

Es cierto que “los de arriba” han aprendido a prevenir y combatir la respuesta social. El gobierno usa nuevos procedimientos para impedir la identificación de esos problemas se expanda a otros sectores y propina castigo de los que tratan de ampliar las protestas.

Las técnicas de represión preventiva se combinan con el uso de provocadores y la infiltración de las organizaciones para dividirlas o lanzarlas al vacío. Pero no basta para explicar lo que está pasando o dejando de pasar. El cinismo y la impunidad de “los de arriba” parece sustentarse en lo que aparece como el fortalecimiento de la alianza de la nueva clase y gobierno con la vieja oligarquía, que seguimos llamando de derecha.

Tal evolución política-social se debe en parte al profundo desencanto con la forma en que han administrado el actual gobierno cristiano, socialista y solidario. Los diferentes sectores de la derecha tampoco está dando muchas respuestas, no creo que pueda hacer maravillas. Yo creo que estamos en un momento de cierto grado de estancamiento en Nicaragua, hay crisis de sucesión y falta de liderazgo alternativo en todos grupos y partidos políticos. En ese contexto, me da miedo los sin partido, los que no responden a ninguna disciplina y que pueden ser carne de cañón del narcotráfico organizado.

No sólo “los de arriba” han aprendido. También “los de abajo”. Los movimientos sociales y la revolución social del pasado reciente que removieron y sustituyeron a los viejos dirigentes de la derecha tradicional no produjeron los resultados que se buscaban. Causaron en general meros reacomodos en las cúpulas de la clase dominante, convirtiéndose en simples cambios en la gestión del Estado.

No es por miedo que no se produce un amplio movimiento social. Es cierto que la mayoría de la gente no quiere provocar la violencia que inevitablemente acompaña un alzamiento político social contra los poderes constituidos, pero tampoco parece ser éste el factor que detiene la forma tradicional de reaccionar ante una situación insoportable. Se ha sedimentado, en “los de abajo” la experiencia de que el mero cambio de dirigentes en la cúpula del poder es insuficiente y que ni siquiera las reformas de los aparatos estatales bastan.

Muchos miembros de “los de abajo”, todavía, apuestan al voto porque abrigan la ilusión de que algo cambiará con eso… o porque no ven otra alternativa. Pero otros más han adquirido la convicción de que sólo es posible confiar en su propia gente; no entregar su voluntad a ningún líder o partido.

Piensan que se sacudirán a “los de arriba” cuando hayan logrado que “los de abajo”, con su organización, puedan controlar el proceso de cambio e impedir que alguien aproveche las turbulencias sociales para hacerse de nuevo del control hegemónico del Estado.

La lucha es por elevar el nivel de vida de la gente o eliminar las políticas pública que busquen disminuir la desigualdad. Y para eso, es necesario avanzar en la construcción desde abajo y articular conscientemente las iniciativas, en forma horizontal y no sectaria.


jueves, 10 de marzo de 2016

El movimiento campesino que demanda la derogación de la ley del canal interoceánico en Nicaragua



El movimiento campesino que demanda la derogación de la ley del canal interoceánico en Nicaragua, concedida por el Gobierno al empresario chino Wang Jing, actúa con autonomía por la defensa de la tierra y la soberanía y carece de motivaciones partidarias, afirma Francisca Ramírez.

Desde la tierra que cultiva en la comunidad de La Fonseca, Nueva Guinea, Ramírez lidera a los campesinos y sostiene que ella no aspira a un cargo público o partidario en el año electoral.

En una entrevista en el programa de televisión Esta Noche, Ramírez se refirió a la candidatura a diputado por el departamento de Rivas de Octavio Ortega, ahora excoordinador nacional del Consejo en Defensa de la Tierra, el Agua y la Soberanía, del cual ella ha quedado a cargo. Ortega figura como candidato al parlamento por el Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

“Está en su derecho, él lo ha hecho a criterio personal. No tiene nada que ver el movimiento”, aseguró Ramírez, tras explicar que cualquiera del movimiento que aspire a un cargo partidario o de elección popular debe dejar el movimiento, según lo establece el reglamento del mismo.

“El movimiento de nosotros es un movimiento popular campesino, autónomo, de diferentes procedencias, por la defensa de la tierra, el lago y la soberanía. Alcanza a todo el mundo, no tiene límites, pero lo de nosotros no tiene que ver nada con la política”, indicó Ramírez.

Según la dirigente campesina, la única política del movimiento es la derogación de la Ley 840 que concede el proyecto canalero y contempla la expropiación de sus tierras. “Exigimos, y es una obligación de todos los nicaragüenses, velar por el bienestar, velar por la soberanía de nuestro país, y ese es nuestro objetivo: que la Ley 840 sea derogada y que se nos respeten nuestros derechos como campesinos”, subrayó.

Identificados con lucha de Berta Cáceres

Ramírez también participó este martes en la marcha que varias organizaciones de mujeres nicaragüenses realizaron en Managua en ocasión del Día Internacional de la Mujer y que fue dedicada a la activista hondureña Berta Cáceres, asesinada el pasado jueves 3 de marzo en su país.

Cáceres fue una líder indígena lenca, feminista y activista del medio ambiente que se desempeñaba como coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh). Tenía 42 años y era madre de dos hijas.

Ramírez conoció a Cáceres durante un foro sobre la defensa de los recursos naturales en el cual participaron cien mujeres reunidas en Juigalpa, Chontales, en agosto del año pasado.

La dirigente campesina recordó que en aquella oportunidad, Cáceres les comentó su experiencia luchando por los derechos de los pueblos indígenas y en contra de los proyectos de extracción lesivos contra los recursos naturales, además de las agresiones y amenazas de muerte recibidas.

“Pensé que teníamos que pasar tanto sufrimiento en la lucha por los derechos contra las transnacionales, (en contra) de los grupos poderosos económicos que siempre tratan de violar los derechos de los sectores pobres o de bajos recursos del país”, expresó Ramírez, para quien los daños a la tierra equivalen a quitar a los campesinos el derecho a vivir en paz y quitarles la vida y ha dicho que ella misma estaría dispuesta a morir por la defensa de la tierra que estima pertenece a sus hijos.

“Mi meta no es un cargo político”

Ramírez celebró que el movimiento campesino que lidera goza del reconocimiento de la población nicaragüense, aunque considera que muchos no expresan su respaldo por temores políticos.

“Mi meta no ha sido tener un cargo político. La meta de nosotros como campesinos es que nos respeten nuestros derechos, que deroguen la Ley 840 y organizarnos (…) los pueblos organizados podemos decidir por nuestro propio destino”, insistió.

Ramírez estima quienes han llegado al poder olvidan al pueblo que los eligió. “Pero nosotros no aspiramos y espero en Dios que nunca se me pase por la mente llegar a tener un cargo político ni aspirar (…) yo me siento bien como soy, me siento bien cómo lucho por mi pueblo, con tanta gente que no puede hablar y esa es mi meta. Yo me siento orgullosa y me siento feliz de hablar por mucha gente que no puede hablar en el campo”, afirmó.

La dirigente también aprovechó para denunciar que el Gobierno ha tomado represalias contra los campesinos de la zona y que este les intimida de forma constante.

“Nos amenazan. Pasan cerca de las casas (en avionetas). Los niños lloran, preguntan a sus papás: ‘¿A dónde los van a llevar? Eso ha sido una zozobra para nosotros los campesinos y sentimos que es una intimidación que nos hace el gobierno”, reclamó.

Según Ramírez, el Gobierno ha politizado el rechazo al proyecto del canal. “No es un proyecto de nación. Si lo fuera dijeran: ‘Opinen’, ‘Veamos esto de fono’, ‘¿Cómo es?’, pero realmente lo que ocurre es que si alguien está en contra (del canal) o ya piensan que está en contra, piensan que está en contra de él (el gobierno de Daniel Ortega) y lo politizan”.

Ramírez describió que incluso enfrentan dificultades para acceder a los servicios de salud o de atención policial.

Sin embargo, anunció que el próximo 15 de marzo estarán en la parada de terminales de microbuses expresos frente a la Universidad Centroamericana (UCA) para continuar con la recolecta de firmas en contra del proyecto del canal interoceánico.

“El pueblo debe involucrarse”, animó Ramírez, tras recalcar que el proyecto de la concesión tal como está “es una nueva forma de esclavitud. Seremos esclavos de un extranjero”.

jueves, 3 de marzo de 2016

Honduras perdió hoy a su líder Berta Cáceres, una mujer defensora de los derechos humanos y los recursos naturales



"La etnia lenca de Honduras perdió hoy a su líder Berta Cáceres, una mujer defensora de los derechos humanos y los recursos naturales, por lo que en varias ocasiones se enfrento a las autoridades y empresarios de su país.

Cáceres, de 45 años, inició oficialmente su lucha a favor de la etnia lenca en la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, en el occidente de Honduras, con el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), del que fue cofundadora en 1993, junto con su exmarido Salvador Zúniga.

Además de defender al pueblo lenca que habita en el occidente de Honduras, Berta Cáceres fue una férrea opositora a la construcción de represas hidroeléctricas que han pretendido empresas nacionales y extranjeras.

En la década de 1990, recién fundado el COPINH, acompañó a decenas de indígenas lencas que llegaron en varias ocasiones a Tegucigalpa a protestar ante el Parlamento hondureño para exigir derechos conculcados a su etnia.

Aquellas protestas incluso las llevaron hasta los predios de la Casa Presidencial durante el Gobierno de Carlos Roberto Reina (1994-1998).

Como dirigente ambientalista y de derechos humanos, Cáceres también fue conocida a nivel internacional, incluso recibió en 2015 reconocimientos como el Premio Medioambiental Goldman.

Además fue recibida el año pasado en el Vaticano por el papa Francisco, a quien le expuso la situación de los indígenas hondureños y la realidad de su país, según dijo hoy a periodistas su madre, llamada igual que la activista..."

La lucha ecológica y la conciencia colectiva

Conciencia colectiva y ecología La historia del hombre tuvo un cambio evolutivo cuando nació en él la conciencia. El entendimiento ...