Deudas del Gobierno de Nicaragua con el Medio Ambiente



Carla Torres Solórzano

Eliminar la basura el gran reto que tiene Nicaragua, según el ecologista Jaime Incer Barquero, ya que esta no solamente contamina el agua y obstaculiza los drenajes sino también afecta la salud, por todos los vectores que trae consigo.
“Este es un esfuerzo que debemos hacerlo todos, el Gobierno, las Alcaldías y la población, porque de nada sirve tomar medidas si la gente sigue echando basura, hemos contaminado nuestros lagos con cauces llenos de basura”, dijo Incer.
Para el ecologista se necesita una legislación enérgica que sancione fuertemente a la gente que está botando basura.
Asimismo manifestó que es necesario empezar a reforestar porque si el cambio climático “arrecia”, “nos vamos a quedar sin agua superficial. El agua subterránea va a escasear y esto va a afectar el abastecimiento de las poblaciones”.
Tarea titánica
Jaime Incer Barquero aseguró que el Lago de Managua ya nunca va a ser un lago limpio, ya que la mitad del lago es un basurero sub acuático, habría que remover todo para una limpieza total.
De igual forma manifestó que posiblemente sus aguas pueden ser utilizadas para navegación no para baño de la población. 
“Aunque no va a ser tan dañino para la salud, porque el gobierno lo está tratando a través de una planta, es decir ya no va ser aquel hedor o putrefacción”, apuntó Incer. No obstante destacó que de nada sirve que por un lado se esté limpiando y por el otro ensuciando a través de los cauces.
“Si queremos tener agua tenemos que producirla o ayudarle a la naturaleza a hacerlo. Nosotros ayudamos de dos maneras: reforestando e impidiendo que se siga ensuciando”, apuntó el experto.
Otro problema grave que tiene la ciudad de Managua según Incer Barquero son las inundaciones, y este no se soluciona con hacer cauces más anchos ni más profundos. La solución está “allá arriba”, en las laderas de las sierras de Managua.
“En la medida en que se va poblando con urbanizaciones se va sellando la capacidad del agua de infiltrarse subterráneamente, y más bien se escurre por el pavimento y ahí empieza a adquirir fuerza arrastrando lodo y basura”, indicó.
El especialista ambiental recomendó realizar una buena planificación urbana para no seguir con las inundaciones.



CENTRO HUMBOLDT






El Centro Alexander von Humboldt en ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente se ha propuesto contribuir con la sensibilización de la opinión pública nacional en relación a la importancia de comprometerse en cambios de actitudes personales y colectivas que favorezcan la construcción de un desarrollo sustentable, poniendo a disposición de la ciudadanía nicaragüense las principales valoraciones que desde nuestra organización tenemos, sobre el desempeño ambiental del país.

El país ha tenido logros significativos en los indicadores económicos y sociales, alcanzando tasas de crecimiento de la economía por encima de lo esperado y la lucha contra la reducción de la pobreza extrema, ha comenzado mostrar resultados alentadores, sin embargo, los indicadores ambientales en muchos de los casos han retrocedido y las condiciones ambientales del país continúan en franco deterioro.

Nuestra organización considera que el crecimiento económico logrado y los avances en el ámbito social, solo pueden contribuir efectivamente a la construcción del desarrollo sustentable, prestándole de manera inmediata mayor atención a los aspectos ambientales, para concatenar los tres pilares en que se fundamenta el Desarrollo Sostenible: Económico, Social y Ambiental con cuya construcción, estamos comprometidos a través de distintos instrumentos internacionales, pero principalmente debemos por nosotros mismos en construir un desarrollo respetuoso de la dignidad humana y el ambiente.

Reconocemos algunos avances en la gestión de gobierno en el campo ambiental pero todavía insuficientes lograr revertir la profundización de la crisis ambiental del país, valoramos que se haya incrementado el presupuesto de gobierno para la institución rectora del sector MARENA y que se estén desarrollando planes municipales de adaptación al Cambio Climático y otras acciones que intentan paliar la crisis ambiental actual.

En términos generales los fondos disponibles para invertir en proyectos de medio ambiente se han visto reducidos por el retiro de la cooperación internacional, principalmente de agencias de origen europeo.

Es de nuestra preocupación que el ejecutivo haya levantado la restricción al usos de de humedales para camoronicultura cuando estos estuvieran en áreas protegidas, creemos que esto expone a los humedales protegidos tanto del Caribe como del Pacifico a un deterioro inminente, principalmente en el Estero Real e Isla Juan Venado.

Consideramos que cualquier acción que amenace con deteriorar las condiciones ambientales del lago Cocibolca y el Rio San Juan, tales como la construcción de un canal húmedo o la ejecución del proyecto Brito deben de ser sometidos a un plebiscito, dada la trascendencia de la decisión donde se comprometa al mayor reservorio de agua para consumo humano del país y la región centroamericana.

Los daños causados por la construcción de la carretera costarricense en la margen del Rio San Juan desapegada a las más elementales normas, criterios y procedimientos para diseño, construcción y operación de la misma; demanda las profundización del dialogo binacional Nicaragua-Costa Rica, donde la conservación de las condiciones naturales sea asumido como el denominador común en ambos países.

Nos parece recomendable profundizar los estudios técnicos a mayor detalle, que identifiquen con precisión la magnitud de las afectaciones y se elabore y ejecute, con recursos públicos un Plan Nacional de Restauración Ambiental del Rio San Juan, para atender de manera apropiada las afectaciones recibidas.

Reconocemos que el país está a tendiendo de mejor manera el proceso internacional de negociaciones sobre el clima, pero a nivel nacional sigue sin convocarse a la Comisión Nacional de Cambio Climático, a lo que como país estamos comprometidos en instrumentos internacionales, pero más importante aun, es contar con una instancia donde los distintos sectores nacionales (gobierno, sector privado y organizaciones sociales) atendamos con espíritu de nación, la emergencia que significa enfrentar los efectos adversos del cambio climático en el país.

Queremos destacar dos temas que están motivando nuestra preocupación: La expansión de la actividad minera metálica y la situación del derrame de hidrocarburo en Playa Azul, Puerto Sandino, como una muestra del seguimiento y monitoreo de los derrames de petróleo y las concesiones mineras en Nicaragua, que se traducen en más degradación y perjuicio a nuestro recursos naturales.

El documento titulado” Informe de monitoreo in situ derrame de hidrocarburo en Playa Azul, Puerto Sandino, departamento de León”, valora los impactos socio-ambientales actuales y potenciales provocados por el derrame de hidrocarburo en el Estero El Brasil, Puerto Sandino, Nagarote.

Enfatiza en que el impacto ambiental que percibido el sitio de influencia del derrame, es mayor y más complejo que lo declarado por las autoridades nacionales, dado que aún después de ocho días de ocurrido, se encontraron residuos del hidrocarburo y personal aún realizando labores de contención en sitios donde presuntamente ya estaba controlada la situación.

Además, indica la necesidad de contar con un plan de contingencia ante eventos de derrames de hidrocarburos, y con las normativa técnicas respectivas que determinen los requerimientos básicos para las acciones de limpieza y remediación, tomando en consideración las características de los sitios donde existe un inminente riesgo de derrame.

Asimismo, que el Estado, encargado de garantizar un ambiente sano, deberá elaborar un plan de remediación del sitio, incluyendo todas las actividades, equipos y logística necesaria, y comunicar los resultados a la población en general, en una lengua clara y sencilla.

Por otro lado, se presentan los resultados del “Estudio actual de las concesiones de minería metálica y las consecuencias socio-ambientales de los casos emblemáticos en la zona Pacífica Central de Nicaragua 2009 -2011”, revela datos impactantes sobre el otorgamiento de las concesiones en este período, ya que indica un total de de 272 concesiones que ocupan 10 mil 990.42 kilómetros cuadrados del país, ubicándose mayormente en áreas protegidas: Reserva de Biósfera BOSAWAS, Reserva de Biósfera del Sureste de Nicaragua (Refugio de Vida Silvestre del Río San Juan y la Reserva Biológica del Río Indio Maíz).

El mayor número de concesiones se concentran en la RAAN, León, Managua, Chinandega, Nueva Segovia, y Matagalpa, siendo los principales titulares de minería metálica: HEMCO de Nicaragua S.A. (HEMCONIC), Fortress de Nicaragua S.A., CXB Nicaragua S.A.; y de la minería no metálica: Cemex de Nicaragua S.A., Canteras S.A. y la Corporación M&S de Nicaragua S.A.

Este panorama indica que el sector minero en Nicaragua, que aporta solamente el 1.8% del Producto Interno Bruto (BIP) ha presentado una tendencia creciente en cuanto al número de concesiones otorgadas y solicitadas, ya que son fomentadas por las políticas del Estado, a través del Ministerio de Energía y Minas, dado que el porcentaje de superficie concesionada durante el período de estudio cambia de un 5.89% a un 10.03% del total del territorio nacional.

Un hallazgo alarmante del estudio determinada el gran perjuicio que las estas actividades mineras están ejerciendo sobre 7 cuencas hidrográficas de gran importancia para el abastecimiento y uso de agua a nivel nacional. Una de ellas es la Cuenca del Gran Lago (69), afectando principalmente el recurso agua.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la energía hidráulica?

La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación del aire

¿Qué es energía y potencia?

Acuerdo de Cochabamba

La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. (Einstein)

¿Cuál es el origen de la energía solar?

¿ Cómo la Draga Limpiará el Río San Juan, de Nicaragua?

Centrales eléctricas, turbinas y generadores.

¿Que es un Acuífero?

Día Mundial del Reciclaje