Organizaciones ambientalistas de Nicaragua y Costa Rica unirán esfuerzos



Organizaciones ambientalistas de Nicaragua y Costa Rica unirán esfuerzos contra el grave daño ecológico que el gobierno tico está provocando al río San Juan, con la construcción de la carretera de 160 kilómetros paralela a la cuenca hídrica.
La mañana de ayer, varias organizaciones defensoras del medio ambiente de Nicaragua brindaron una conferencia de prensa, en la que se solidarizaron con la organización que interpuso un recurso de amparo en Costa Rica contra la obra y demandaron una vez más al país vecino que detenga el proyecto, que está destruyendo el ecosistema en el San Juan.
Posteriormente, en horas de la tarde, el presidente de la Fundación Déjame Vivir en Paz, de origen tico, Alberto Cabezas, arribó al territorio en compañía del antropólogo y sociólogo, Oswaldo Rodríguez, con la intención de documentarse sobre el tema y formar un “solo frente” entre las organizaciones ambientalistas de Nicaragua y Costa Rica, de cara a evitar un impacto ambiental negativo por la construcción de la 
carretera.
Se conoció que ambas personas permanecerán cinco días en el país. Primero se reunirán con las organizaciones ambientalistas locales y de discapacitados, para luego dirigirse al río San Juan, donde sostendrán un encuentro 19 entidades pro medio ambiente, tanto nicas como ticas.
Eso con la idea de proponer de entrada a los gobiernos de ambos países, una salida pacífica en relación con la construcción de la obra. Aunque eso no significará dejar la “lucha” en pro de la protección ambiental en la zona.
El titular del Fondo Nacional de Reciclaje (Fonare), Kamilo Lara, respaldó la acción judicial de las costarricenses Fundación para el Progreso de las Personas Ciegas y Fundación Mundial Déjame Vivir en Paz, que pidieron suspender el proyecto vial de 160 kilómetros.
“Han tenido el valor y la conciencia clara de lo que significa este ecocidio”, declaró Lara. 

Viajarán al San Juan
Lara indicó que mañana lunes representantes de movimientos ambientalistas nicaragüenses viajarán al municipio de San Carlos, en río San Juan, para continuar su denuncia contra la nueva carretera en territorio costarricense, que Managua considera un “crimen contra la naturaleza”.
Insistió en que “se pare ese proyecto criminal” contra “la madre naturaleza”, al igual que lo ha solicitado el gobierno nicaragüense.
Carretera se inundará constantemente
Apenas comienza a construirse la carretera y ya se informó de daños a la misma a causa del desbordamiento del río San Juan.
El diario La Nación de Costa Rica informó ayer que la vía sufrió daños a causa de las lluvias, que provocó el desbordamiento del río y la inundó.
Lara explicó que esta inundación no será la última, puesto que el Panel Intergubernamental de Cambio climático ha advertido claramente que en los próximos 60 años estos son sitios inundables, lo que significa que parte de esta carretera estará sumergida.
“Es una amenaza inminente e irreversible, debido a los efectos del cambio climático”, comentó el especialista. Agregó que la construcción se está dando en uno de los meses más secos del lugar, sin embargo, olvidan que es una zona donde once meses son de alta pluviosidad y que además es bosque tropical. 
Llamado es al gobierno de Chinchilla
En rueda de prensa, ayer, otros organismos como la Federación Coordinadora Nicaragüense de Organismos por la rehabilitación e Integración, Feconori, RED NICA y Fonare, hicieron un enérgico llamado al gobierno de Costa Rica para detener el proyecto vial y actuar con sensatez.
David López, Presidente de Feconori, instó a la administración gubernamental de Costa Rica a no seguir buscando pretextos para crear conflictos innecesarios para desviar la atención de sus pobladores de los problemas internos de distinta índole. 
“El llamado es al gobierno y no al pueblo costarricense porque en esta temática el gobierno de Chinchilla está solo”, expresó López.
Los representantes ambientalistas aclararon que no se oponen al desarrollo del pueblo tico ni pretenden atentar contra la soberanía de los vecinos del sur. Sólo buscan el bienestar para todos.
A la vez invitaron a los ciudadanos nicaragüenses y costarricenses a unirse a través de las redes sociales para hacerle llegar a la presidenta Laura chinchilla, mensajes de amor y de paz, así como el desacuerdo por la construcción de la carretera en las proximidades a la rivera del San Juan.
“Hay que pedir medidas cautelares”
El excanciller de Nicaragua, Norman Caldera, recalcó que Nicaragua debe necesariamente acompañar su protesta ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, en La Haya, con medidas cautelares, para poder detener la construcción de la carretera de 160 kilómetros de longitud que ejecuta Costa Rica.
“Las medidas equivalen a recurrir de amparo para que se detenga el acto. Y eso debe acompañar la acción (del país)”, recomendó evitando ahondar más en el tema. 
Explicó, por otro lado, que las demandas que pusieron las entidades ambientalistas de Costa Rica vienen a reforzar la posición nica en el contexto actual. 

Con información de EFE.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la energía hidráulica?

La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación del aire

¿Qué es energía y potencia?

¿Cuál es el origen de la energía solar?

Acuerdo de Cochabamba

La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. (Einstein)

Centrales eléctricas, turbinas y generadores.

¿ Cómo la Draga Limpiará el Río San Juan, de Nicaragua?

¿Que es un Acuífero?

Día Mundial del Reciclaje