martes, 29 de noviembre de 2011

Japoneses construyen puente de Nicaragua hacia Costa Rica


Río San Juan, Nicaragua. A solo siete kilómetros de la comunidad costarricense de Tablillas de Los Chiles, Alajuela, Nicaragua inició recientemente la construcción de un puente de 500 metros de largo y dos carriles, sobre el río San Juan.


Los japoneses montan una estructura metálica sobre el río para movilizar máquinas y obreros.
Unos 300 metros de la estructura estarán sobre el agua, más 200 metros de accesos.
El proyecto, que financia y dirige técnicamente el Gobierno de Japón, se levanta en la comarca Santa Fe, departamento de río San Juan, punto donde el polémico cauce no es frontera con Costa Rica.
El San Juan es frontera natural solo a partir de tres millas aguas abajo de El Castillo, hasta su desembocadura en el Caribe.
La obra, cuyo costo se estima en $20 millones, estaría terminada en el 2014 y formará parte de la ruta alterna para viajar de Costa Rica a Nicaragua y el resto de Centroamérica, sin necesidad de salir o entrar por el tradicional paso fronterizo de Peñas Blancas, Guanacaste.
Detalles del proyecto fueron dados a conocer el pasado fin de semana por representantes del Gobierno del vecino país, durante una reunión con directivos y funcionarios de la costarricense Agencia para el Desarrollo de la Zona Norte, con sede en Ciudad Quesada, San Carlos.
La agencia, ente privado reconocido por el Poder Ejecutivo, promueve el desarrollo integral de los cantones de San Carlos, Los Chiles, Guatuso, Upala y Sarapiquí.
La agencia busca que el Gobierno apure la construcción de oficinas en Tablillas, para habilitar el futuro paso fronterizo.
Frente a Tablillas, Nicaragua ya comenzó a construir oficinas para Aduanas, Migración, Control Fitosanitario y Policía Civil.
Beneficio regional. Francisco Chamorro, director del proyecto Ruta del Agua, que busca el progreso de los pueblos ubicados en las costas del Gran Lago de Nicaragua y el río San Juan, explicó que, como parte de esa iniciativa, ya se construyó en asfalto una carretera de 170 km desde Acoyapa, departamento de Chontales, hasta el puerto de San Carlos, la cual será conectada a la ruta que desemboca en el puente.
“Esa obra será de beneficio regional pues tendremos otra alternativa para viajar por América Central.
”En el caso de Nicaragua, agilizará sus exportaciones por puerto Limón, ya que los furgones que vienen de Managua y otros departamentos como León y Chinandega, en vez de pasar por Guanacaste y San José, lo harían por Los Chiles de Costa Rica y desde este punto directamente a Limón, pasando por San Carlos y Sarapiquí”, resaltó el funcionario nicaraguense.
Carmen Rodríguez y Otto Corrales, de la Agencia para el Desarrollo de la Zona Norte, recordaron que la apertura del paso fronterizo es un acuerdo entre ambos países, suscrito en 1995.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Activistas se reúnen a las puertas del Centro Internacional de Convenciones en Durban


Activistas se reúnen a las puertas del Centro Internacional de Convenciones en Durban al inicio Conferencia sobre Cambio Climático. EFE
Durban (Sudáfrica), 28 nov (dpa) - La cumbre climática que la ONU celebra hasta el 9 de diciembre en Durban, Sudáfrica, arrancó hoy con pocas esperanzas de conseguir el principal objetivo: un nuevo acuerdo que sustituya al de Kyoto a partir de 2012.
La cumbre, que fue inaugurada en presencia del presidente sudafricano, Jacob Zuma, contará con la presencia de 20.000 delegados, expertos, políticos y periodistas de unos 190 países, según datos del gobierno de Sudáfrica.
La organización ecologista Greepeace se mostró escéptica respecto a las expectativas de éxito de la conferencia de Durban. "La situación está muy embrollada", apuntó en entrevista con dpa el director para política climática de la ONG Martin Kaiser.
"Lo debe conseguirse en Durban es una prolongación del protocolo de Kyoto con objetivos vinculantes para la mayor parte de países industrializados que lo firmaron". Pero ese objetivo debe combinarse con un estricto compromiso por parte de Estados Unidos y los países emergentes de adherirse de forma conjunta a las obligaciones climáticas en 2015, explicó Kaiser. "No podemos permitirnos ser indulgentes con Estados Unidos por miedo a las consecuencias económicas", dijo el representante de la ONG.
Otra organización no gubernamental, Oxfam, puso el acento en la falta de seguridad alimentaria de cara a la cita de Durban. Un análisis de la organización británica muestra como los precios de los alimentos se dispararon el último año a causa de fenómenos meteorológicos en zonas como Rusia, África oriental o el sureste asiático. Así, los precios del sorgo se quintiplicaron y los del maíz se triplicaron en Etiopía en julio, en medio de la profunda sequía.
Según el estudio de Oxfam, los precios de los alimentos básicos podrían duplicarse en los próximos 20 años. La mitad de ese aumento de precios sería consecuencia de los cambios en las precipitaciones y las tempeturas achacables al cambio climático.
Otro de las representantes de Greenpeace, Kumi Naidoo, reclamó al gobierno sudáfricano que muestre liderazgo en la actual conferencia para lograr un nuevo acuerdo para rebajar las emisiones de dióxido de carbono responsables del cambio climático.
El protocolo de Kyoto -que sólo cubre el 25 por ciento de las emisiones mundiales de CO2- expirará en diciembre de 2012. Rusia, Japón y Canadá ya apuntaron que no rubricarán un segundo compromiso, lo que deja a la Unión Europea (UE) y unos pocos países desarrollados más solos en la intención de prorrogar Kyoto.
Por eso la UE insiste en que, antes de iniciar nuevas conversaciones para conseguir un pacto vinclulante, necesita los compromisos de los 194 países que conforman el Marco de la ONU para la Convención del Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés).
Estados Unidos, que junto con China es responsable del 40 por ciento de las emisiones a nivel mundial, nunca ratificó Kyoto, argumentando que también los países emergentes debían hacerlo.
Ahora, Greenpeace Internacional instó a los emergentes como China que dejen de escudarse tras Estados Unidos para no actuar.
Según los científicos, es necesario que la temperatura global no se eleve más de 2 grados celsius respecto a la época preindustrial si se quieren evitar consecuencias catastróficas. Pero con el actual nivel de emisiones, la temperatura podría aumentar entre 4 y 6 grados hasta el año 2100, apuntan los expertos, incluso si se aplican las deseadas reducciones voluntarias.

Desastre Ecológico de Costa Rica sobre el Río San Juan de Nicaragua





La denuncia contra Costa Rica por daños al medio ambiente no es cortina de humo, como dicen los ticos, ya que basta con ir al río San Juan para comprobarlo, dijo ayer el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, mientras el ambientalista Kamilo Lara precisó que los vecinos del Sur están violando al menos dos convenciones y la Declaración Internacional de Ríos con la construcción de la carretera paralela a su caudal.

“La realidad es que Costa Rica siempre ha dañado ese espacio de la frontera sur de nuestro país. Cualquiera que vaya y se desplace por el río San Juan, verá de manera simple el enorme daño que no solamente nos están causando a nosotros, sino también a ellos mismos. Es una barbarie contra el medio ambiente”, dijo Avilés, durante la celebración del Día del Soldado de la Patria.
El sábado, el Canciller tico Enrique Castillo manifestó que su país no tenía ninguna preocupación ante una posible demanda de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, y que esa denuncia era una “cortina de humo” de parte del presidente Daniel Ortega para desviar la atención por las criticas a las elecciones del 6 de noviembre, donde fue reelecto.
Reunión esta semana
Según el jefe de las fuerzas castrenses, están trabajando desde el territorio con el Destacamento Militar Sur, articulado con otras instituciones del Estado, sobre lo que está pasando del lado tico, que indudablemente causa afectaciones al río.
“Tenemos un proceso de documentación e informamos al Presidente de la República lo que está pasando. En los próximos días habrá una reunión que estará presidida por el jefe del Estado Mayor, que dirige la misión técnica que vela por todo lo que sucede en el río San Juan de Nicaragua”, dijo Avilés.
El general Avilés señaló de “doble moral” a quienes dicen que no están dañando el medio ambiente y acusan a Nicaragua de hacerlo.
“Nosotros tenemos pruebas contundentes de que Nicaragua se preocupa por la preservación de la flora y de la fauna de nuestro país. Tenemos más de 70 áreas protegidas, dos de ellas de grandes extensiones: Bosawás y la reserva Indio Maíz”, dijo.
Avilés también recordó que próximamente Nicaragua estará abanderando un batallón ecológico que estará presto a fortalecer los esfuerzos de protección al medio ambiente.
Habla ministro de seguridad de Costa Rica
Mientras tanto, ayer las autoridades ticas continuaron afirmando que la posible demanda de Nicaragua contra Costa Rica es para desviar la atención de las críticas al proceso electoral.
“Es para desviar la atención de los temas políticos en Nicaragua, donde todavía se está hablando del resultado de las elecciones... quizá cambiar la página significa hablar de una carretera en Costa Rica, que además es en otro país, para efectos de desviar la atención”, declaró Mario Zamora, Ministro de Seguridad de Costa Rica, al Canal 14 de Televisión, en Ciudad Quesada, en el norte de Costa Rica.
Zamora, en actitud desafiante, señaló que el gobierno seguirá con el proyecto de la carretera.
“Vamos a seguir en una línea de desarrollo social. Detrás de la carretera vendrá la electricidad, detrás de la electricidad el agua potable, salud y educación”, declaró al mismo medio televisivo.
Al respecto, el general Avilés afirmó que le corresponderá a la Cancillería nicaragüense determinar las acciones que llevarán a cabo. Esta semana se espera que el Gobierno a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, se pronuncie sobre el tema.
Ambientalista explica regulaciones que están infringiendo por daños en el San Juan
Violan convenciones y declaraciones internacionales
Doble delito es lo que Costa Rica está cometiendo con la construcción de una carretera de más de 130 kilómetros en la ribera del río San Juan, al violentar una serie de tratados y de convenciones mundiales y regionales, expresó el ambientalista Kamilo Lara, Presidente del Foro Nacional de Reciclaje, Fonare.
Precisó que los ticos están violentando las convenciones Ramsar y Centroamericana, y la Declaración Internacional de Ríos.
En su opinión, es el país vecino el que está utilizando una cortina de humo para desinformar al pueblo costarricense, y de esta forma tapar el conflicto interno por el caso Las Crucitas, por el cual esta semana la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica llamará al expresidente Óscar Arias y a algunos funcionarios que actualmente son parte del gobierno de Chinchilla.
“Según la Declaración Internacional de Ríos, hay que conciliar esfuerzos para velar por la salvaguarda de las especies de flora, fauna y agua. Y esto precisamente es lo que el país vecino está atacando con la construcción de esa vía”, dijo el ambientalista.
Por otra parte, están violando el principio de solidaridad de la Convención de Biodiversidad, que señala que al construir una obra fronteriza debe informarse al país que directa o indirectamente se ve perjudicado. Algo que Costa Rica no hizo, y es evidente que hay una agresión ambiental directa contra el río de Nicaragua, explicó.
Daño irreparable
El ambientalista hizo un llamado a que el gobierno haga las gestiones correspondientes para detener de inmediato la obra que ligeramente se está ejecutando en la ribera del río, por las consecuencias irreversibles de ese proyecto, y evitar un daño mayor del que ya sufrió el río San Juan con el inicio de la carretera.
El daño también es de índole geológica. El experto recordó que en la zona del río San Juan hay un sistema de fallas que en décadas anteriores provocó un terremoto de más de 7.5 grados en la escala de Richter.
“Algo que no pueden omitir los costarricenses es que en el lugar donde construyen la vía hay unidades geológicas significativas que se están perjudicando, como los diferentes tipos de suelo, de fauna y de flora que se encuentran ahí”, expresó.
Además del daño por el corte indiscriminado de árboles, laderas, sedimentos, sistema de alcantarillado, que va a desembocar en el río, explicó.
Lara recordó que antes Costa Rica dañó la parte del Delta con el dragado que hizo del río Colorado, es decir, siempre han venido perjudicando de manera directa la zona del río nicaragüense.
Están ocasionando una modificación directa e irremediable, por lo que hay que detener de inmediato la obra que se está realizando, finalizó Lara.
Javier Hernández, conocedor del Derecho Ambiental, dijo que se deben seguir vías inmediatas para la solución del problema.
Señaló que en primera instancia se puede recurrir al diálogo entre las partes. O bien a través de la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, pero como caso separado del de Harbour Head.
Fonare hoy estará realizando una conferencia de prensa con respecto a este problema, y el martes visitarán la zona que se está afectando en el río San Juan, para conversar con organizaciones costarricenses.

(Con información de AFP)

Ese gigantesco Ego es el que nos ha llevado a intentar dominar a la naturaleza

Ricardo Natalichio - Director EcoPortal.net

Llega el final de una Era dominada por el Ego
Por Ricardo Natalichio

Las estructuras sociales tal como las conocemos, como las hemos conocido y vivido desde que nacimos, están tambaleando, se resquebrajan a pasos acelerados. Paradójicamente es muy similar lo que está sucediendo en los ecosistemas de la Tierra. Las estructuras sobre las que sentó sus bases la economía actual ya no pueden soportar el peso y se derrumban ante la mirada atónita de los miles de millones de personas que nos encontraremos, mas pronto que tarde, ante el desafío de gestar nuevos sistemas sociales, basados en paradigmas hasta hoy desechados, ocultados y censurados.
El peligro mayor reside en la posibilidad de entrar, si no estamos preparados, en un estado de histeria colectiva, que impida o dificulte actuar a quienes podrían encausar este gigantesco desafío que afronta la humanidad en su conjunto.
Todo se sacude, sobre la tierra y bajo ella, como si un tamiz de proporciones planetarias, intentara separar la paja del trigo, eligiendo de alguna manera por el momento desconocida para nosotros, lo que quedará en pie para iniciar esta nueva etapa.
Los tiempos del Universo, de los planetas, no son los mismos que los de los humanos. Y es por eso que, para no sentirnos tan pequeños e insignificantes, solemos caer en la tentación de pensar que algo importante a nivel global debería suceder durante el transcurso de nuestras vidas. Lamentablemente hay una posibilidad en miles de millones de que eso suceda. Naturalmente podrían darse 100 mil grandes cambios en nuestras sociedades, antes de darse uno en el planeta.
Sin embargo, en esta etapa de la humanidad, en la que nuestro desarrollo tecnológico ha tenido un crecimiento tan meteórico y de proporciones tan enormes, esto se ha modificado. Hemos creado nuestro propio evento climático de escala planetaria. Hemos acelerado por miles la velocidad a la que el ecosistema global se mueve naturalmente y ello está provocando un sin fin de efectos que para nosotros mismos serán muy negativos.
No le hemos dado tiempo a la mayoría de las especies a adaptarse, por lo que estamos viviendo una extinción masiva que está alterando todas las cadenas tróficas, incluso, por supuesto, la nuestra.
Este nivel de desarrollo tecnológico en si, no debería habernos causado problemas. Sino que ha sido su uso indebido, irresponsable y egoísta, el que lo ha hecho.
Ese gigantesco Ego es el que nos ha llevado a intentar dominar a la naturaleza en lugar de sentirnos parte de ella, de cuidarla y valorarla como quien nos ha dado la vida y todo lo que nos rodea. Ese gigantesco y maldito Ego es lo primero que debe desaparecer, para que un mundo mejor comience a gestarse adentro nuestro y seamos así capaces de articular mejores sociedades, justas, solidarias, que convivan en armonía con las demás especies que viven en esta tan hermosa casa que nos ha tocado habitar.
Ricardo Natalichio - Director EcoPortal.net

sábado, 26 de noviembre de 2011

“barbarie ecológica” las obras de construcción que el gobierno de Costa Rica ejecuta en paralelo al Río San Juan de Nicaragua,







Como una verdadera “barbarie ecológica” calificaron ambientalistas y científicos las obras de construcción que el gobierno de Costa Rica ejecuta en paralelo al Río San Juan de Nicaragua, lo cual llevó al presidente Daniel Ortega a anunciar que acusará a la administración de San José ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Ortega, junto al alto mando del Ejército de Nicaragua, anunció desde la Casa de los Pueblos que denunciará al gobierno de la Presidenta Laura Chinchilla ante la CIJ, por la construcción de una obra en la zona de amortiguación del río San Juan, que a criterio de las autoridades nacionales afecta gravemente el caudal nicaragüense. 
El mandatario dijo que Costa Rica debió informar a su gobierno de la construcción de la vía en mención, e informó que su gobierno se está documentando con pruebas, desde el inicio de la construcción de la obra, para presentarlas ante el alto tribunal y la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional (Ramsar), “puesto que la administración de la presidenta Laura Chinchilla nunca mostró voluntad de detener esa obra que afecta directamente al río San Juan”.

“Un verdadero crimen”
“Si bien es cierto ellos están en su derecho de construir la carretera, pero no tienen derecho de afectar el río. Y hay pruebas evidentes que están ya documentadas por parte de las instituciones del Estado nicaragüense y estamos recabando más para presentarle estas pruebas ante la CIJ e igualmente ante Ramsar”, dijo Ortega.
El titular del ejecutivo expresó que esperaba que la Convención de Humedales “acuda cuanto más pronto mejor” y mande una delegación a Nicaragua “para observar el daño que están provocando estas obras que está desarrollando Costa Rica”.
Ortega consideró que la ribera del río San Juan “está literalmente siendo arrasada” y que la acción es “un verdadero crimen contra la naturaleza”. 
Parece autopista
De igual modo, el ambientalista del Fondo Nacional de Reciclaje SOS Ambiente, Kamilo Lara, advirtió que la construcción de la carretera a la orilla del río va a significar un alto costo ambiental para ambos países, pero principalmente para el caudal nicaragüense.
Según Lara, la dimensión de la obra vial que la administración de San José ordenó construir en su territorio, sacrifica tratados internacionales, nacionales y binacionales, leyes ambientales costarricenses y leyes de infraestructura de su propio país.
“No es una trocha de comunicación, es una construcción de 14 metros de ancho, más 50 metros de derechos de vía. Es una pista del ancho de más de tres carriles más derecho de vía, es decir, una carretera troncal, que casi se está haciendo en la margen del lecho del San Juan”, señaló.
De acuerdo con información oficial del gobierno de Costa Rica, la inversión en infraestructura es de aproximadamente 7 mil millones de colones, según el Ministerio de Obras Públicas y Transporte de Costa Rica. Son aproximadamente 96 kilómetros de revestimiento de lastre, entre Los Chiles, San Carlos, Alajuela, Sarapiquí-Heredia, que realizan tres compañías constructoras con fondos del Consejo Nacional de Viabilidad y del Programa de Rescate de Puestos Fronterizos.
Barbarie
Según Lara, la alarma por el daño que está ocasionado la maquinaria al romper el suelo, botar árboles y generar sedimentos, ha llegado a conocimiento de organizaciones ambientales homólogas de Costa Rica, que están igualmente preocupadas por el impacto al equilibrio ambiental de la zona y a las repercusiones posteriores que podrían venir detrás, porque estiman que con la apertura de carreteras vienen los asentamientos, negocios, circulación de vehículos que dejan rastros de contaminantes y otros daños a cercano, mediano y largo plazo.
Para el ambientalista, las acciones de Costa Rica están destruyendo el ecosistema de la zona, afectando a las poblaciones nicaragüenses que viven en las cercanías del río y pudieran revertir todo el inmenso trabajo de dragado que desde hace un año realiza el país, para librar al río del sedimento que desde tiempo histórico viene arrojando Costa Rica.
“Son 96 kilómetros lineales por 14 metros de pista más 50 metros de derechos de vía, nada comparado con el supuesto daño ambiental que ellos señalan en 2.5 kilómetros cuadrados de territorio nacional en Harbour Head, en definitiva, es una barbarie ecológica”, dijo.
Tierra arrasada
Según la denuncia de sectores ambientalistas de Nicaragua, las obras costarricenses han arrasado con árboles, removido tierra, rotos riachuelos y suelo virgen, además que han dispuesto el sistema de drenaje y alcantarillado de su vía hacia el caudal del San Juan.
“Eso viola tratados internacionales y legislación propia de Costa Rica, porque el mismo Ministerio de Energías, Minas y Recursos Naturales, establece que las distancias que se deben respetar de las márgenes de ríos, lagos, lagunas o fuentes de agua, no pueden ser menos de 100 a 500 metros”, denunció Lara.
“Nicaragua debe recoger eso y enviarlo a La Haya, presentarlo al mundo, se debe acusar a Costa Rica ante todas las convenciones internacionales ambientalistas, Ramsar debe venir a ver, porque el impacto en la biodiversidad es directo, inmediato y de larga duración”, advirtió. 
Incer Barquero: “es inmenso”
El daño que la carretera causará al río fue catalogado como “inmenso” por el científico Jaime Incer Barquero, quien agregó que de esta forma se desvanece toda teoría que Costa Rica protege la naturaleza.
“Todo el movimiento de tierra en una zona arcillosa. Significa que el río San Juan va a recibir una gran cantidad de sedimento: y eso implica mayores obstáculos para la navegación y turbidez en sus aguas. La turbidez impide el desarrollo de la vida acuática”, explicó Incer Barquero.
El científico agregó que el país vecino también está perjudicándose, porque “esos sedimentos van para el río Colorado. La sedimentación no solamente es en el delta de la parte nica, sino en el delta del lado tico”.
“Lo más paradójico es que mientras Costa Rica protesta porque en el Río San Juan se despejó un caño que no mide más de 800 metros, están haciéndole un inmenso daño a casi 120 kilómetros del río, comprendido entre la desembocadura en San Carlos hasta el delta, de forma tal que se desvanece toda teoría que Costa Rica protege la naturaleza”, insistió. 
¿Y el permiso?
Costa Rica debió haber presentado los estudios de impacto ambiental a la Cancillería, tal como ellos han exigido a Nicaragua antes de la realización de proyectos en la frontera, consideró el director ejecutivo de la Fundación Amigos del Río San Juan, Fundar, Norwin Torres.
“Es necesario que haya reciprocidad en la forma de hacer los proyectos fronterizos. Costa Rica debió presentar la evaluación de impacto ambiental. Estas actividades deben ser consensuadas. Eso también tiene que ver con el respeto a nuestra soberanía”, opinó Torres.

El especialista expresó que la nación vecina no le ha prestado la debida atención a este tipo de carreteras y cortes de camino. “Les restan importancia, así como sucedió con el río Guacalito, cuyo dragado inundó varias comunidades. Ellos limpian sus caños, drenan sus cauces e inundan zonas de aquí”, agregó. 

(Con la colaboración de Matilde Córdoba).

El proyecto Conga, que impulsa la empresa minera Newmont en la región de Cajamarca

Perú: el conflicto minero y la nueva guerra por el agua
El proyecto Conga, que impulsa la empresa minera Newmont en la región de Cajamarca, pretende secar cuatro lagunas para poder extraer oro. Los lugareños resisten la iniciativa y están movilizados desde el jueves pasado. ¿Qué postura ha tomado el gobierno de Ollanta Humala?

Los habitantes de Cajamarca protestan frente a la laguna El Perol - AFP

Abrir los surtidores de agua en las casas de Cajamarca y comprobar que sólo sale aire es moneda corriente para sus habitantes, enfrentados al gigante minero Newmont, que explota en ese departamento la mina de oro más grande de Sudamérica y para ejecutar otro gran proyecto aurífero y cuprífero, la mina Conga, pretende secar cuatro lagunas.
Cajamarca, a 870 km al noroeste de Lima, que vive el drama cotidiano del racionamiento del agua, se encuentra desde el jueves en una huelga general por tiempo indeterminado para bloquear el proyecto Conga, que significaría la inversión más grande en minería en la historia del Perú: 4.800 millones de dólares.
El enfrentamiento se produce porque la ciudad apenas puede consumir 200 litros por segundo para sus 220.000 habitantes, mientras que la empresa Yanacocha, una subsidiaria de Newmont que explota en la región la mina de oro más grande de Sudamérica, emplea 900 litros por segundo para sus actividades, según el ambientalista alemán Reinhard Seifert.
El presidente Ollanta Humala resumió el dilema que enfrenta su gobierno: "hay gente que muchas veces abre un caño y no sale el agua. Y la minería tiene el agua, entonces viene el problema".
PROBLEMAS EN PRIMERA PERSONA
Los cajamarquinos pasan grandes apuros para recolectar agua. Piedad Rodríguez, una mujer de 35 años, relata que "tiene suministro una o dos horas al día pero sólo sale un hilo de agua por la cañería y muchas veces no recibimos nada".
En otro lado de la ciudad, el taxista Max Mendoza ante la urgencia de proveerse de líquido opta por transportar pasajeros a los Baños Termales del Inca -principal atracción turística de Cajamarca- "para así poder sacar agua de ahí, no importa que sea caliente", señala.
"De esa manera regreso a mi casa con agua, pero no para beberla porque tiene azufre, sino para utilizarla en la limpieza de los baños o en el lavado de ropa, aunque después la ropa me quede a veces con el olor a azufre", relata.
En agosto, la empresa pública de agua potable de Cajamarca anunció un racionamiento a cinco horas diarias hasta noviembre debido a la época de sequía en la zona, según informó el gerente de Sedacaj, Luis Llanos Ramírez.
Llanos señaló además al Consejo Municipal que el desabastecimiento se debía a que la tubería matriz de la planta El Milagro estaba saturada con minerales y carbonato de calcio, provocando la disminución del volumen de agua que transporta.
PROYECTO CONGA
Yanacocha, propiedad de la estadounidense Newmont, prevé ejecutar el proyecto Conga, para lo que requiere secar cuatro lagunas en las cabeceras de las cuencas, en medio de la resistencia de los pobladores.
La propuesta de hacer un trasvase de aguas para hacer reservorios artificiales en otras zonas no convence a los lugareños, que temen un gran daño al medio ambiente.
YANACOCHA
Seifert, un ingeniero graduado en la universidad de Frankfurt con maestría en La Sorbona de París y afincado en Cajamarca hace 36 años, relaciona la escasez de agua con la actividad de la minera Yanacocha.
"La empresa está instalada en partes altas de cabeceras de cuenca donde nacen las aguas a una altitud de 3.000 a 3.500 metros, y lo que pasa ahí tiene repercusión inmediata en la parte intermedia y baja", sostiene.
Yanacocha alega por su lado que su proyecto cumple con todos los estándares internacionales y que su estudio de impacto ambiental está aprobado hace un año tras un riguroso estudio.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Carretera de Costa Rica Causa Daños Irrevesibles en el Río San Juan de Nicaragua

Carretera de Costa Rica Causa Daños Irrevesibles en el Río San Juan de Nicaragua


Finqueros del país vecino dicen que es contraproducente que su Gobierno, que se jacta de ser preservacionista, cause destrucción al bosque y al torrente acuático nicaragüense



Río San Juan
Un patrol, abriendo la zona boscosa en la ribera del río San Juan. La trocha mide más de 15 metros, en un claro daño al medio ambiente. (Tatiana Rothschuh / END)
Las riberas del río San Juan, en un trayecto de 97 kilómetros, fueron parcialmente devastadas con la vía que paralela al torrente acuático está construyendo Costa Rica, en la parte que ubica como su zona Norte.

En ese curso del río, además de la tala de árboles, se observa la red de alcantarillado drenando en el San Juan, los bancos de sedimentos depositados en las riberas del río y bandadas de especies nativas desorientadas, entre ellas las lapas, tras ser alterado su hábitat.

Según los operarios de las empresas constructoras costarricenses y los finqueros ticos, la construcción de la carretera partió desde meses atrás en diferentes tramos, desde El Delta hasta Los Chiles, para un total de 130 kilómetros, en una jornada sin descanso, pues al atardecer del pasado sábado, tres patroles Caterpillar rompían el trayecto frente al Refugio Bartola, a las puertas de la imponente Reserva de Biosfera Indio Maíz, donde atraviesa el mojón ubicado de El Castillo, 3 millas inglesas abajo.
Desde allí la carretera sigue su curso y aún no se precisa el nivel de destrozos o posible violación a la soberanía nicaragüense que va dejando a su paso, por los mojones que aparentemente delimitan la frontera tico-nica hasta llegar a Los Chiles, dado que de acuerdo con las autoridades nicaragüenses, los gobiernos costarricenses se han negado al amojonamiento. 
Daños donde pelean derechos de navegación
Pero precisamente desde y hasta donde el Laudo Cleveland (1,858) permite la navegación de los costarricenses, y ahora con “objeto de turismo”, y por lo que la vecina del Sur demandó a Nicaragua ante la Corte Interamericana de Justicia, CIJ en La Haya, la apertura de la carretera está dejando daños irreversibles al torrente acuático, a su ecosistema y biodiversidad.
En el recorrido realizado se observa el despale de algunas zonas boscosas, ahora convertidas en banco de materiales, y es visible la carretera rasante en las riberas del San Juan, pudiendo apreciarse una corta distancia de unos 20 metros en algunos trayectos.

La vía tica cobra mayor distancia donde no pudieron bajar mucho los cerros, y precisamente entre Bartola, Aguas Frescas y El Sarnoso, la red de alcantarillado desagua en el río, lo que según presagian los lugareños, causaría contaminación, pues en la zona norte de Costa Rica usan químicos de la llamada lista roja en los cultivos de arroz, piña y ganadería.

Para la realización de la obra horizontal, también los constructores abrieron canales para el drenaje natural de las vertientes provenientes de las alturas, yendo a parar al San Juan.

En los tributarios del río San Juan, como Boca de San Carlos, Sarapiquí y el Delta, la obra tica contempla la construcción de puentes de mayor envergadura, mientras que en los caños que se desprenden del San Juan han colocado puentes de troncos de árboles aparentemente provisionales.
Los obreros de la construcción ticos que apenas descansan un poco en los planteles ubicados en los lugares poblaciones a orillas del río, dicen que “fuimos contratados, somos de diferentes empresas” y saben que la carretera será una autopista internacional que unirá a la Zona Norte de Costa Rica con Puerto Limón, donde se habla de un proyecto de puerto de aguas profundas. 
Finqueros ticos alarmados
Los primeros en alarmarse fueron los finqueros ticos, quienes dicen estar pagando las consecuencias del conflicto limítrofe que se ventila en La Haya.
“Pagamos nuestros impuestos como la ley establece. Nos han partido las propiedades, destruido lar cercas, derribado el bosque y no podemos decir ni reclamar nada”, nos dijo un productor tico que no quiso revelar su nombre por temor a represalias.
“El Gobierno costarricense sí puede destruir y dice que es preservacionista. En Nicaragua se van a ver los daños que están causando al río que nos ha beneficiado a todos”, añadió.
Un cuidador de nidos de lapa verde, también tico, expresó que aún no precisan el sacrificio del hábitat de esa especie en peligro de extinción, y corresponde a la organización preservacionista, con sede en Costa Rica, realizar la evaluación, y confesó su preocupación porque “he visto algunas lapas como locas”.

lunes, 21 de noviembre de 2011

China está obligada a emitir mas gases de efecto invernadero

A una semana de la nueva cumbre climático en Durban, Sudáfrica, las posiciones parecen más encontradas que nunca.

Para Figueres, lo que se debate en la cumbre es la "mayor transformación económica y energética de la historia".
Las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando y muchos se preguntan qué efecto puede tener cualquier resolución si no incluye obligaciones de los mayores emisores, China y Estados Unidos, que juntos representan el 40% de las emisiones de CO2 a nivel global según el Departamento de Energía de EE.UU.

Contenido relacionado

Cambio climático: rumbo a un choque frontal en Durban
América Latina, "la menos escéptica sobre el cambio climático"

Datos divulgados este lunes por la Organización Meteorológica Mundial señalan un nuevo récord en las emisiones de los principales gases que contribuyen al calentamiento global.

Uno de los grandes temas sobre la mesa es hasta qué punto los países industrializados que sí firmaron el protocolo de Kioto están dispuestos a un segundo período de compromiso cuando el primero expire en diciembre de 2012. Para los países en desarrollo, un tema clave es la aportación de fondos para mitigación y adaptación.

BBC Mundo habló con la costarricense Christiana Figueres, jefa del clima de la ONU. Figueres es la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC).

¿Cuáles son los principales obstáculos para los países signatarios de Kioto vuelvan a comprometerse en un segundo período?



La Organización Meteorológica Mundial dijo este lunes que las concentraciones de CO2 alcanzaron el año pasado un nuevo récord, 389 partes por millón.

En primer lugar, hay tres países, Rusia, Canadá y Japón, que han dicho muy claramente que no van a participar en un segundo período de compromiso por razones domésticas.

Entonces, los otros países que quedan bajo el protocolo, mayormente la Unión Europea, Suiza, Noruega, Australia, y Nueva Zelanda están argumentando que ellos con el pasar del tiempo se están convirtiendo en un grupo de países que representa una minoría de emisiones de gases de efecto invernadero. Tienen razón, porque en este momento abrigarían no más que entre el 10 a 15% de las emisiones globales.

Japón ha dicho claramente, que si sus rivales en el comercio mundial, los mayores emisores como China, Estados Unidos e India, no asumen obligaciones, ¿por qué deben ellos perder competitividad? ¿Cómo puede romperse este impasse?

No es el caso sólo de Japón, sino que la mayoría de los países industrializados que están dentro del Protocolo de Kioto que están argumentando esto.
"China está bajando la intensidad de carbono, o sea, cuántas toneladas de carbono producen por dólar de producto interno bruto y esa trayectoria va hacia la baja"
Christiana Figueres, UNFCCC
Por eso la Unión Europea este año puso un puente político para romper el impasse y dijo, "yo estoy dispuesta a considerar un segundo período de compromiso empezando en enero de 2013 si tengo cierta seguridad que por otro lado vamos a iniciar un proceso hacia un acuerdo, aunque los países en desarrollo tienen que tener una participación diferenciada".
¿Pero qué ha dicho en concreto Estados Unidos, se ha comprometido a algo?
Nadie se ha comprometido, es una conversación que se ha iniciado y en Durban vamos a poder medir la voluntad que exista hacia un proceso como éste.
¿Cómo ve usted la posibilidad de que EE.UU. se comprometa a algo cuando la mayoría de los candidatos a la nominación republicana expresaron escepticimo ante el cambio climático? ¿Cómo ve usted el clima político en EE.UU.?
Ésa es una pregunta que hay que hacerle a los ciudadanos de EE.UU. y que ellos contestarán en las elecciones del año entrante.
Pero hasta ahora, según algunos observadores, los mayores obstáculos en estas cumbres han sido EE.UU. y China. ¿Son también estos países los grandes obstáculos en Durban?
Hay que rasgar más que lo que se ve a primera vista y ver lo que cada país ya está haciendo domésticamente.
Japón y otros países no quieren comprometerse si sus rivales económicos no hacen lo mismo.
China ya está ejecutando el doceavo quinquenio, ello se planifican por quinquenios, caracterizado por medidas muy ambiciosas de energías limpias y eficiencia energética en infraestructura, transporte, vivienda. Ya están decididamente bajando la intensidad de carbono en su economía, si todos estuviéramos haciendo lo que está haciendo China estaríamos en una situación muy diferente.
Igualmente EE.UU., si bien tiene sus problemas internacionales, la administración del gobierno de EE.UU. puso una meta de reduccion de 17% desde el año pasado, no a través de la legislación, porque no lo pueden hace pasar por su Senado, pero están regulando a través del Poder Ejecutivo para poder lograr esa reducción.
Pero los últimos datos del Departamento de Energía de EE.UU. señalan que las emisiones de CO2 siguen aumentando, o sea que aunque tomen algunas medidas a nivel nacional, podría decirse que su actuación sigue siendo nefasta para el planeta.
China tendrá que seguir incrementando sus emisiones porque tiene que seguir creciendo su economía para hacerle frente a la pobreza y ésa es la misma situación que tienen todos los países en desarrollo.
Lo que es importante para China es que está bajando la intensidad de carbono, o sea, cuántas toneladas de carbono producen por dólar de producto interno bruto y esa trayectoria va hacia la baja.

El Secretario General de la ONU llamó a que se concrete la aportación de fondos de adaptación.
Cuándo China podrá llegar a una emisión pico y luego bajar en términos absolutos ya lo están midiendo. Pero decididamente China va caminando en la dirección que tiene que caminar.
Durante la reunión este mes del Foro de Países Vulnerables, que incluye a Costa Rica, el secretario general de la ONU hizo un llamado a que se aporten los fondos prometidos para adaptación. ¿Cuán factible es que se concreten esos fondos?
Hay que separar dos temas, uno es la financiación rápida, una promesa que hicieron los paises industrializados de proveer a los países en desarrollo un total de US$30.000 millones para 2010, 2011 y 2012.
Los países industrializados ya han enviado los reportes de esa financiación a la secretaría y estamos inaugurando un portal electrónico donde ya se puede ver toda la información que tenemos sobre cuanta planta se ha adjudicado y a cuáles proyectos en países específicos.
Ya hay un total de US$27.000 a 28.000 millones que han sido identificados para este propósito.
¿Pero son fondos frescos? Algunas ONGs han criticado que parte de ese dinero ya integraba los presupuestos de ayuda y no son recursos nuevos.

Para algunos, las negociaciones deben ser más dramáticas y urgentes.
El portal identifica la información que tenemos, de manera que cada uno puede ir al portal y definir lo que quiera definir sobre la novedad y frescura de esos fondos.
Lo que hacemos es poner la información a disposición del público y cada uno puede interpretarla como quiera.
¿En qué consiste el Fondo Verde?
El Fondo Verde, por otra parte, es otro tema separado de los US$30.000 millones. En Cancún no se decidió que fuera capitalizado este año, lo que se decidió era establecer el fondo y logran montar un proceso de diseño del Fondo Verde a través de la participación de 40 representantes de gobiernos de países industrializados y en desarrollo quienes han trabajado este año y han redactado el instrumento operativo para el fondo que va a ser considerado en Durban.
La cifra de US$100.000 millones, por otra parte, es el monto al que se comprometieron los países industrializados para el año 2020, por el Fondo Verde o fuera.
La Agencia Internacional de Energía advirtió que se acaba el tiempo y quedan cinco años para llegar a un nivel de emisiones tal que ya no puedan tomarse medidas para contener el aumento de temperatura a dos grados centígrados. ¿No se requiere acciones mucho más dramáticas y urgentes?
Definitivamente el paso de las negociaciones intergubernamentales no está al mismo nivel que la urgencia de la ciencia, pero de lo que nos tenemos que dar cuenta es que no se trata simplemente un acuerdo o un esfuerzo ambiental, es ni más ni menos que la mayor transformación económica, industrial y energética que ha tenido la humanidad en su historia.
El estudio de la AIE también apunta que hay sectores del gobierno, del sector privado y la sociedad civil que están incrementando su respuesta al cambio climático.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Muere el último de los 91 cetáceos varados en Australia y Nueva Zelanda

Sídney, Australia | EFE
Muere el último de los 91 cetáceos varados en Australia y Nueva Zelanda

Muchas ballenas y cetáceos quedan varados en las costas de Australia y Nueva Zelanda, pero los científicos desconocen la razón por la que algunas especies de cetáceos terminan en el litoral

Cetáceos
Cetáceos que se quedaron varados en incidentes separados en Australia y Nueva Zelanda. 



El último ejemplar de los 91 cetáceos que se quedaron varados en incidentes separados en Australia y Nueva Zelanda murió, a pesar de los esfuerzos por rescatarlo, informaron hoy fuentes oficiales.

Chris Arthur, representante del Servicio de Parques y Vida Salvaje de la Isla de Tasmania, dijo que el cachalote de 12 metros pereció el miércoles tras los fallidos esfuerzos por llevarlo a aguas profundas para que prosiguiera su camino.

"Hicimos todo lo posible por salvarlo", enfatizó Arthur en un comunicado de prensa del gobierno estatal de Tasmania, al recordar que los equipos de rescate al menos pudieron devolver dos ballenas al mar.

Las autoridades del estado australiano de Tasmania confirmaron que han muerto en total 22 cachalotes que quedaron varados el sábado en la playa Ocean, así como otros dos cachalotes y dos ballenas enanas Minke que encallaron en la bahía de Macquarie.

En Nueva Zelanda se sacrificaron ayer, para evitarles mayores sufrimientos, a los últimos 18 ejemplares de un grupo de 65 calderones, conocidos también como ballenas piloto, que quedaron encalladas el lunes en la Bahía Golden, en la Isla Sur.

Los calderones no son ballenas sino cetáceos de la familia de los delfines y se distinguen por una protuberancia en sus cabezas llamada "melón" y sus grandes dimensiones, de hasta siete metros y tres toneladas.

Muchas ballenas y cetáceos quedan varados en las costas de Australia y Nueva Zelanda, pero los científicos desconocen la razón por la que algunas especies de cetáceos terminan en el litoral.

Una de las posibilidades que se baraja es que estos mamíferos marinos se acercan a las costas atraídas por los sonares de grandes buques o siguen a un cabeza de grupo desorientado por enfermedad.

Las ballenas salen todos los años de la zona Antártica en el invierno austral para dirigirse al norte en busca de aguas más calientes y retornan al sur entre los meses de septiembre y noviembre.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Más alzas en el Petróleo,,URGE Energías Renovables








Las alzas que experimentó el petróleo que se comercializa en el mercado del Golfo de México y el mercado de Venezuela, todavía no han impactado en el sistema de generación del país, el cual mantiene costos promedios de generación por debajo de los 170 dólares.
Según el Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC, a partir de este mes se incrementó la producción de energía eólica, favoreciendo de forma directa el mercado eléctrico nacional, que promedia un costo por mega producido de 167 dólares.
Algo positivo es que también se ha mantenido la producción de energía con las plantas hidroeléctricas y en menor proporción la producción de energía geotérmica, que se espera aumente a finales del 2011 con la entrada de los primeros 36 megavatios que producirá San Jacinto Tizate, de la empresa Polaris Energy Nicaragua.
Ayer, el país registró una demanda energética de 450 megavatios durante el día (540 megas demanda máxima). La producción con plantas térmica que utilizan combustibles búnker siempre se mantuvo dominante en el mercado eléctrico nacional y sumó un total de 288.5 megavatios.
200 megavatios renovables
El aporte en la producción energética renovable ayer fue de casi 200 megavatios. El CNDC registró un costo promedio de generación que se mantuvo en los 167 dólares el megavatio producido con una matriz mixta, combinada con plantas térmicas.
El Consorcio eólico Amayo S.A., produjo un promedio de 59.3 megavatios de potencia a un costo de 92 dólares por mega. Su aporte al sistema fue de un 90 por ciento de su capacidad instalada que es de 63 megavatios.
Las plantas hidroeléctricas Carlos Fonseca y Centroamérica, de Hidrogesa, produjeron 91 megavatios de potencia, a un costo de 62 dólares por mega. Su contribución fue del 90 por ciento aproximadamente de su capacidad instalada que es de 100 megavatios combinados.
La producción con plantas geotérmicas sumó 37 megavatios solamente, que aportaron las Plantas Momotombo de la empresa Omart Company y San Jacinto Tizate, de Polaris Energy de Nicaragua.
Movimientos del crudo
El movimiento del petróleo venezolano en el mercado internacional en esta semana le permitió sumar precios de 109,40 dólares por barril, un promedio de venta que registró 2.9 dólares por encima de lo acumulado la semana pasada, que fue de 106.50 dólares, según cifras del ministerio de Energía y Petróleo de Venezuela.
De igual forma, el petróleo de venta en el Golfo de México cerró en 98,89 dólares, su nivel más alto en más de tres meses. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas WTI, (de referencia de compra para Nicaragua), para entrega en diciembre, registraron un aumento de 1.21 dólares ayer, con lo que acumula un incremento en la semana de 5.01 %.
Se espera que este repunte repercuta en el mercado eléctrico nacional, tomando en cuenta la dependencia de los derivados del crudo de la matriz de generación en el país, que en un 80 por ciento funciona con plantas que utilizan diesel.
OPEP incrementó precio del crudo
Este viernes, los precios promedios del petróleo en los mercados internacionales cerraron con tendencia hacia el alza. El costo de venta del barril de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP, al que pertenece Venezuela, subió de 107,84 dólares a 111,93 dólares.
Asimismo, el costo del petróleo Brent, que se comercializa en Europa, subió 3.67 dólares y pasó de los 109.84 dólares a los 113.51 dólares.

lunes, 7 de noviembre de 2011

La basura electrónica (e-basura) de los países ricos se recicla en los países más pobres



La basura electrónica (e-basura) de los países ricos se recicla en los países más pobres, donde causa gran contaminación y pone en peligro la salud de sus habitantes, según un estudio. Se trata de una denuncia que se viene repitiendo regularmente en los últimos años, y no parece que el problema vaya a solucionarse de momento.

Mientras que los envíos al extranjero de basura electrónica están prohibidos por acuerdo internacional, los autores denuncian que empresarios "sin escrúpulos" envían muchos de estos residuos a África y Asia en contenedores de carga, junto con equipos nuevos, cuya importación y exportación sí está permitida.

Las pruebas realizadas en una escuela cercana a un depósito de residuos electrónicos en el suburbio de Agbogbloshie a las afueras de Accra, capital de Ghana, revelaron una contaminación por plomo, cadmio y otros contaminantes perjudiciales para la salud de más de 50 veces por encima de los niveles libres de riesgo.

En esa zona, donde también hay un mercado, una iglesia y un campo de fútbol, los niños recogen cobre, circuitos, plástico y otra basura de alta tecnología para poder llevar dinero a casa.

El profesor Atiemo Sampson, investigador de la Comisión de Energía Atómica de Ghana y Ruediger Kuehr de la Universidad de las Naciones Unidas en Alemania advierten en su estudio que la mayoría de los residuos electrónicos procedentes del extranjero se quemaron y destruyeron sin las medidas de seguridad adecuadas.

Irónicamente, los expertos señalan que los metales y otros elementos críticos de los equipos destruidos - en gran parte procedentes de Europa y América del Norte- podrían escasear dentro de unos años, lo que aumentaría el coste de televisores de pantalla plana, teléfonos móviles y baterías de coches eléctricos.

Ghana y otros muchos países

Este estudio forma parte de una investigación más amplia que tiene como objetivo analizar el problema de los desechos electrónicos en el sur de Ghana, indicó Sampson.

No obstante, esto no es algo que sólo suceda en Ghana, sino en otros países en desarrollo como China, La India, Pakistán, Vietnam, Bangladesh y muchos otros, donde se están creando vertederos de basura tecnológica, se lamentó Kuehr.

El objetivo es conocer mejor cómo recuperar los metales en estos basureros informales y determinar la concentración de metales pesados para evaluar los niveles de contaminación y los riesgos para la salud, sobre todo en niños que "a menudo se llevan a la boca la mano que ha estado en contacto con la superficie contaminada".

Hasta ahora, Ghana "no ha regulado la importación y la gestión de los desechos electrónicos", señala Sampson, y aunque ese país suscribió el Convenio de Basilea (que regula la importación y exportación de desechos peligrosos), todavía no se ha integrado a su orden jurídico.

Por otra parte el valor de los elementos de los residuos electrónicos y el gran número de personas que trabajan en el reciclaje informal "dificulta cada vez más acabar con ese lugar", ya que "el sustento de muchas personas depende ahora de los ingresos generados por estas actividades".

Se calcula que, por ejemplo, 100.000 teléfonos móviles pueden contener unos 2,4 kilos de oro, equivalentes a 130.000 dólares, más de 900 kilos de cobre, valorados en 100.000 dólares, y 25 kilos de plata igual a 27.300 dólares.

Reciclaje

Por ello piden que los países acuerden un modelo global de reciclaje que utilice tecnologías sostenibles y se centre en mejorar los estándares de salud, seguridad y medio ambiente, que vaya acompañado de modelos de negocio, así como un programa para desarrollar políticas de concienciación para los fabricantes.

La UNU, el Programa de Medio Ambiente de la ONU, la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU (EPA), universidades y empresas como Dell, Microsoft, Hewlett Packard (HP) o Philips se han unido en la iniciativa 'Solucionar el Problema de E-Basura' (StEP, por sus siglas en inglés).

Esta iniciativa, en la que participan ambos investigadores, pretende homologar los procesos de reciclado globalmente para recuperar los componentes más valiosos de la basura electrónica, extender la vida de los productos y armonizar las legislaciones y políticas.

Impulsan Plan Nacional Para Conservación Del Tapir o Danto En Honduras


iMPULSAN PLAN NACIONAL PARA CONSERVACIÓN DEL TAPIR O DANTO EN HONDURAS (VIDEO)






Los mayas lo llamaban Tzimin que significa “gran bestia”… El danto o tapir centroamericano
(Tapirusbairdii), es una de las cuatro especies que pertenecen al género Tapirus en la familia TAPIRIDAE y en el orden Perissodactyla.

En Honduras se le conoce como danto, la versión masculina de danta y anta nombre común usado en otras regiones. Se ha reportado principalmente en la zona de La Mosquitia,
Conociendo al danto-tapir
El danto o tapir centroamericano es la única especie de tapir que existe en Mesoamérica, lo cual lo convierte con categoría de endemismo regional. Es el mamífero más grande de los bosques neotropicales, con una longitud de 2 metros de cabeza a cola, con más de un metro de altura y un peso de hasta 300 kg.
Es herbívoro y llega a consumir 15 kg de biomasa al día. Solitario, de hábitos tímidos y es excelente nadador con capacidad de pasar sumergido por varios minutos. Se conoce de su silbido característico para comunicarse y un soplo particular cuando está a la defensiva.
Desde el 2008 está en la categoría Especie en Peligro, en la Lista Roja de Especies en Peligro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).
Esto por el decline de las poblaciones, la pérdida de hábitat, fragmentación y cacería en todo su rango de distribución. Se ha reducido en más del 50% en los últimos 33 años. Algunas poblaciones de danto sufren decline por la transmisión de enfermedades infecciosas del ganado vacuno.
La población estimada para la especie es de menos de 5,000 individuos adultos. Además, está enlistado en el Apéndice I de la Convención Internacional del Tráfico de Especies (CITES), por lo que se prohíbe su comercio internacional.

El danto tiene tasas reproductivas muy bajas, las hembras no maduran sexualmente antes de los dos años y su período de gestación es de 14 meses. Tiene una generación prolongada estimada entre 11 y 15 años.
Por ello, las poblaciones de danto no pueden lograr altos niveles de abundancia local y es particularmente susceptible a la fragmentación del hábitat.
También se considera una “especie paisaje” pues una población viable de dantos requiere un área que se extiende más allá de las fronteras de un área protegida. Requiere una diversidad de tipos de ecosistemas y juega un papel crítico en la formación y el funcionamiento del ecosistema por lo que está incluido dentro del gremio de los “ingenieros ecológicos” así como en el de los “jardineros del bosque”.
Este Plan Nacional para la Conservación del Danto fue elaborado con el apoyo financiero del Proyecto Ecosistemas que dirige el Instituto de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) y que es financiado por el Fondo Global de Ambiente (GEF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Es producto de la iniciativa y del ICF con el acompañamiento del Grupo de Especialistas en Tapires de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN. Es un respaldo decidido del Estado en reconocer la importancia de la especie que tiene categorías de riesgo a nivel mundial y que representa un elemento importante en la integridad ecológica de los ecosistemas.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Nivel de generación eléctrica hidráulica, de geotermia, de la caña de azúcar y del viento "constituye un récord para la subregión", destaca la CEPAL



Seis países centroamericanos lograron en 2010 un nivel récord de producción eléctrica procedente de fuentes renovables que constituyen el 65 % de la generación total, informó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El nivel de generación eléctrica hidráulica, de geotermia, de la caña de azúcar y del viento "constituye un récord para la subregión", destaca un comunicado basado en un reciente estudio dado a conocer por la sede de la Cepal en México.

Del total de energía renovable producida, resaltó la generación procedente de fuentes hidroeléctricas, que alcanzó 20.974 gigawatios (GWh), más de la mitad de la producción total.

La información se basa en el estudio "Estadísticas del subsector eléctrico", que analizó la situación del sector en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Estos países tuvieron una producción eléctrica total de 40.668,2 gigawatios en 2010, y ventas de electricidad de 34.579,6 gigawatios, superiores en un 3,8 % a las de 2009.

La nota señala que la producción eléctrica total de la subregión creció el año pasado "gracias a inversiones en nuevas centrales generadoras", que fueron de casi 1.100 millones de dólares.

Por compañías destacó la llegada a Centroamérica de la colombiana Empresas Públicas de Medellín (EPM), que adquirió importantes firmas de distribución de electricidad en El Salvador, Panamá y Guatemala, "operaciones valoradas en más de 800 millones de dólares".

Actualmente, el 87 % de la demanda del mercado eléctrico regional está en manos de cinco empresas, que prestan servicio a 31 millones de personas, el 93 % de los usuarios centroamericanos.

Estas compañías son la española Gas Natural, con el 22 % del mercado; la colombiana EPM (21 %); ICE-CNFL, de Costa Rica, con un 19 %; ENEE de Honduras, con el 15 %, y el grupo estadounidense AES, con un 10 %.

El 13% restante se encuentra en manos de grandes usuarios y otras distribuidoras de menor tamaño.

Huertos urbanos y la crisis alimentaria global

Huertos urbanos y la crisis alimentaria global


Mientras los campesinos por todo el mundo sufren los efectos de esta ofensiva corporativa contra la agricultura tradicional, son los pobres urbanos quienes sufren los más agudos riesgos de desnutrición en esta crisis alimentaria. Su alimentación y nutrición es completamente dependiente de la industria alimentaria mientras sus sueldos no suben al ritmo suficiente como para evadir el hambre. Es claro que necesitamos soluciones alternativas. Grupos comunitarios en incontables ciudades han comenzado huertos urbanos en los barrios pobres y ofrecen una alternativa nutricional para quienes sobreviven comiendo postres callejeros y comida chatarra.


São Paulo, Brasil. Por todo el mundo, suben los precios de los alimentos básicos. La FAO admite abiertamente una “crisis alimentaria global”. Hay fuertes evidencias de que los precios de los alimentos son uno de los factores críticos de desasosiego político por todo el mundo. Son variadas las causas de esta crisis, e incluyen el extremo y errático clima y los altos precios de petróleo. Sin embargo, como en épocas previas de hambre y hambruna, la crisis alimentaria no es tan sólo el resultado de fenómenos naturales, sino que la agrava la avidez de lucrar con la miseria humana mediante la manipulación de los mercados. Hoy, los campesinos tienen la capacidad de alimentar el mundo, pero para quienes controlan los criaderos industriales, los mercados de exportaciones y las cadenas de supermercados, es más conveniente forzar la subida de los precios aún más. El aumento en las ganancias provocado por el cambio climático está resultando demasiado tentador para las empresas.

Mientras los campesinos por todo el mundo sufren los efectos de esta ofensiva corporativa contra la agricultura tradicional, son los pobres urbanos quienes sufren los más agudos riesgos de desnutrición en esta crisis alimentaria. Su alimentación y nutrición es completamente dependiente de la industria alimentaria mientras sus sueldos no suben al ritmo suficiente como para evadir el hambre.

Es claro que necesitamos soluciones alternativas. Para aquéllos que enfrentan inminente desnutrición al tiempo que ven cómo trepan los precios semana a semana, no es ya simplemente la opción de esperar callados a que el gobierno o el desarrollo dirigido por el capitalismo llegue a las barriadas. Por todo el continente americano, de Buenos Aires a Detroit, muchas comunidades han reaccionado proactivas a esta crisis. Grupos comunitarios en incontables ciudades han comenzado huertos urbanos en los barrios pobres y ofrecen una alternativa nutricional para quienes sobreviven comiendo postres callejeros y comida chatarra. Además, hacen posible el desarrollo de economías locales para comercializar sus productos. Por desgracia, la única otra economía local para algunos de estos barrios, como la Favela Sabopemba de São Paulo, es el tráfico de drogas. Puesto en esta luz, los huertos y los mercados no son sólo una fuente de nutrición e ingresos, sino que pueden estimular una mentalidad alternativa que resista la deshumanización del narcotráfico y la fatalista dependencia hacia el desarrollo capitalista.

Los cultivos de hortalizas urbanas han sido adoptados por las comunidades como respuesta a la inflación de los precios en los alimentos, pero el primer impulso hacia la agricultura urbana en masa fue una respuesta de Cuba a las carencias de alimentos debidas al “Periodo Especial” a principios de los noventa. Con la caída del socialismo en Europa del Este, Cuba se quedó sin las importaciones subsidiadas de petróleo, sin plaguicidas y fertilizantes. De la noche a la mañana, las otrora prósperas agroindustrias cubanas cerraron. La isla no tuvo otra opción que utilizar todo su espacio disponible para plantar hortalizas y alimentar a su población. En pocos años, Cuba estaba produciendo en sus huertos orgánicos tanto como con su sistema agrícola industrializado de los años ochenta. La única diferencia fue que ahora los cubanos comían alimentos mucho más saludables gracias a los vegetales frescos. Además, esta transformación puso los medios de producción en manos de las comunidades, y no en manos de las burocracias estatales. Para mediados de los noventa, sesenta por ciento de todos los productos frescos consumidos en la Habana se plantaban dentro de los límites de la ciudad.

Desde entonces, florecen por todo el continente los huertos urbanos, pero no porque haya carencias de alimentos, sino por el aumento en la disfuncionalidad de los mercados alimentarios.

Popularizado por el documental The Garden, de 2008, el huerto de South-Central Los Angeles era el huerto urbano de vegetales más grande de Estados Unidos y producía comida para miles de residentes del centro de la ciudad. Promovido por la comunidad y las ONG locales, el huerto resistió las presiones del gobierno de la ciudad y del terrateniente ausente de un predio abandonado. A final de cuentas el huerto fue arrasado con trascavos. La destrucción del huerto parecía ser un acto de enojo del terrateniente, pero tal vez la idea de que los chicanos del centro de la ciudad resistieran a la industria agroalimentaria corporativa era algo demasiado amenazante como para dejarlo pasar.

Este trágico ejemplo de machismo corporativo no debe desalentar a los pobres urbanos que buscan asumir el control de su seguridad alimentaria. En muchos otros países, los gobiernos comienzan a reconocer los beneficios de los cultivos urbanos a nivel popular y promueven estos proyectos. Los gobiernos argentino y ecuatoriano han sancionado proyectos así en Buenos Aires y Quito, e incluso han comenzado algunos proyectos comunitarios en la ciudad de México y Detroit, por nombrar sólo un par. En São Paulo, la organización comunitaria Cidades Sem Fome (Ciudades sin Hambre), ha desarrollado un proyecto de cultivo urbano que utiliza el espacio desperdiciado o no utilizado, dentro o cerca de las barriadas, con el fin de emprender una producción orgánica de vegetales. En la mayoría de los casos CSF ha persuadido a los dueños de los predios que un predio comunal sembrado con vegetales, implica menos responsabilidad legal que dejar el espacio vacío, que expone la tierra a ser utilizada como basurero o que abre la posibilidad de que crezcan viviendas precarias en el predio. Con este modelo de pedir prestada la tierra, CSF ha desarrollado una cooperativa de cultivo orgánico de más de veinte huertos desperdigados por una de las ciudades más grandes del mundo.

Los logros de los huertos urbanos son inmediatos y obvios para aquéllos que de otra manera no tendrían ningún acceso a frutos y vegetales y frescos, ya no digamos a productos orgánicos, locales. El fundador de Cidades Sem Fome, Hans Dieter Temp, alienta a los primerizos en la siembra a que empiecen cultivando lechugas y rábanos. La idea es comenzar con plantas que crecen muy pronto, propiciando que los cultivadores vean los beneficios en su dieta y en los ingresos lo más pronto posible. Más adelante, se impulsa a la gente a que asuma una variedad más amplia de vegetales, para lograr una mayor variedad nutricional. La gente que trabaja con CSF cultiva ahora una vastedad de productos, incluyendo una variedad de vegetales locales, como el “chuchu”.


Uno de los aspectos más inspiradores de este movimiento, y de hecho de todo el potencial de los cultivos urbanos en general, es que estos huertos han comenzado a transformar las barriadas que sufren de extrema pobreza, desnutrición, desempleo y de la garra firme de las bandas de narcotráfico. En la Favela Sabopemba, notoria por su pobreza, los jóvenes cuentan con muy pocas oportunidades de conseguir empleos, y las tentaciones del narcotráfico son grandes. En el caso de las mujeres, o son desempleadas, o trabajan como lavanderas o sirvientas para familias de clase media en otras partes de la ciudad.

Pero el poder del trabajo colectivo (mutirão en portugués) es fuerte, y los organizadores del movimiento ya miran las mejoras en la nutrición y en la mentalidad de la gente. Temp recuerda lo difícil que era convencer a las mujeres del barrio de que ellas mismas podían hacer la diferencia para ellas y su comunidad. Lo extraño fue que cuando se les mostró el exuberante huerto de un barrio aledaño, ya funcionando, las mujeres de Sabopemba al principio se quedaron inamovibles. El sentimiento de estas mujeres parecía ser: “Cómo podemos replicar nosotras algo tan bonito”, decían. Pero las mujeres de Sabopemba se unieron a CSF y el acto de cultivar en colectivo comenzó a deconstruirles la mentalidad de desaliento. Estas mujeres le han dado a sus niños y a los vecinos algo muy único en las barriadas, el orgullo de ser capaces de lograr algo en sus comunidades y en sí mismas.

Temp añade que cuando Sabopemba comenzó a cultivar, las conversaciones que escuchaba mientras trabajaban eran sobre todo rumoreos acerca del abuso del crack y los precios que diferentes traficantes cobraban. Ahora, las mujeres intercambian saberes de cultivo o de cocina mientras trabajan. Pese a lo anecdótico, el movimiento considera que esto muestra un viraje dramático en la mentalidad.

No obstante, la mentalidad es sólo una partecita del problema porque en São Paulo, los supermercados están lejos de las favelas y los precios son increíblemente caros para los pobres. Una madre con bocas que alimentar y que trabaja lavando ropa para familias de clase media en el otro extremo de esta mega-metrópolis, puede tener que tomar múltiples autobuses para ir al supermercado y regresar. Con esta suerte de transbordos épicos, una cabeza de lechuga o algunos cuantos mangos maduros pueden quedar aplastados o ajados para el tiempo en que llega a casa a preparar la comida. Aunque este tipo de problemas puede sonar burdamente mundano y sin relevancia para las realidades de la pobreza, mucha gente en la Favela Sabopemba ha señalado exactamente este tipo de situaciones como parte de los obstáculos que enfrentan para lograr una buena alimentación. Lo que ocurre es que ante la perspectiva de llegar a casa con una lechuga que casi no pueden pagar, a la que le invierten tiempo y dinero en transporte, y que encima de todo llega arruinada, simplemente escogen lo barato y confiable: arroz y fideos, y no frutos y verduras nutritivos.

Lo que se requiere, y CSF espera ser parte de ese cambio, es un alejamiento de la agricultura industrial de gran escala y de las cadenas de supermercados que distribuyen sus productos. En Brasil, y por cierto en todo el continente americano, las corporaciones gigantes controlan mucha de la producción agrícola de los países. El modelo corporativo industrial de agricultura descansa en subsidios gubernamentales masivos, en la especialización y la intensificación de cultivos, y utiliza maquinaria onerosa y químicos. Contra estos Goliats de la producción, los pequeños posesionarios y las fincas familiares no tienen muchas oportunidades de competir. Las fincas pequeñas se endeudan y quiebran, y se aprieta el puño de los gigantes corporativos de la agricultura.

A su vez, estas corporaciones del agronegocio, integradas verticalmente, confían en los supermercados como mecanismo para aumentar sus ganancias. Los supermercados pueden ser la etapa en la que se representa el drama de la exclusión social. Un porcentaje de la población mundial (porcentaje que crece rápidamente), ve en los supermercados el acceso primario a alimentos frescos. Despliegan para el consumidor una variedad de bienes, con marcas y paquetes que cultivan el reconocimiento de las marcas y una lealtad a ellas. En estos paraísos de las ganancias de las corporaciones, los que compran se dividen en líneas de clase basadas en lo que cada una puede pagar y en las mercancías que sobrevivirán el largo viaje de regreso a casa. Los ricos y los pobres tal vez compren en las mismas tiendas, pero abandonan el almacén con compras muy diferentes.

La división es igualmente tajante entre clases de productores. Muchos campesinos en pequeño simplemente no pueden mantenerse en el negocio vendiendo sus productos del campo a los supermercados porque éstos pagan precios de mayoreo que vuelven bajísimos artificialmente. Por ejemplo, la cadena francesa de supermercados Carrefour es muy poderosa en Brasil, pues cuenta con cincuenta millones de consumidores en cerca de quinientas tiendas en el sur de Brasil. (1) En el tiempo en que se hicieron las entrevistas para este texto, Carrefour en São Paulo le pagaba a los agricultores seis centavos brasileiros (unos cuatro centavos de dólar) por pieza de lechuga. Para quienes cuentan con cientos de miles de hectáreas, y millones o miles de millones para gastar en sofisticada maquinaria y químicos, es posible obtener ganancias de lechugas que se vendan a cuatro centavos de dólar. Pero para los campesinos en pequeñas parcelas que intenten competir, ya no es rentable cultivar. Terminan yéndose a las ciudades, a lavar ropa, o a vender droga en las calles; y la tendencia al deterioro rural continúa.

Para confrontar ambos lados de este reto que se les presenta a los residentes de las barriadas, CSF cultiva huertos que al ser lo suficientemente grandes pueden ser productivos en lo económico, y no están únicamente rayando en la línea de vida nutricional. Producir excedentes conduce al desarrollo de mercados locales para frutos y vegetales orgánicos en los barrios que nunca antes tuvieron tales lujos. Los mercados son, de hecho, uno de los aspectos más excitantes del modelo de Cidades Sem Fome, porque comienzan a desmoronar el apartheid nutricional que divide a São Paulo entre ricos y pobres. Además del orgullo y la autoestima que proviene de que los vecinos trabajen juntos en la mutirão de estos mercados, los bajos precios les dan acceso a productos agrícolas frescos a una sección mucho más amplia de la población. Una cabeza de lechuga en estos mercados se vende por un Real (unos 60 centavos de dólar); comparado con Carrefour, es un precio mucho menor para el consumidor y es mucho más alta ganancia para el productor.

Los precios en estos mercados “campesinos”, locales, de vegetales frescos, son menores que en los supermercados, entre otras cosas debido a la ausencia de intermediarios. Como anotamos antes en el ejemplo de cómo fija Carrefour el precio de la lechuga, los supermercados corporativos requieren una discrepancia enorme entre el precio de mayoreo y el de menudeo para los productos frescos, con el fin de sustentar los costos indirectos de las corporaciones internacionales completas. Del personal de los supermercados para arriba, pasando por los ingenieros y mecánicos y las oficinas administrativas, los equipos legales, los asesores financieros, los ejecutivos, los miembros de la junta directiva, toda la cuenta hasta el final de la línea la pagan los agricultores y los consumidores. Pero ¿por qué tiene que ser que los campesinos que batallan y los desposeídos que habitan las barriadas sean forzados a tomar parte una estructura injusta y tan sobrecargada? ¿Por qué tienen las mujeres de Favela Sabopemba que contribuir a los paquetes de beneficios de la junta directiva de Carrefour?

Si se le piensa como modelo de desarrollo o como solución a la crisis alimentaria global, algunos alegarán que el cultivo de hortalizas y los mercados locales son “poca cosa”, un simple vendaje en la herida ocasionada por un sistema de producción alimentaria que se está saliendo de control. Puede ser así, y tal vez las soluciones de largo plazo no estén en las ciudades que consumen sino en el campo que produce. Los campesinos y los pequeños propietarios por todo el mundo claman en pos de una reforma agraria mientras la máquina de producir alimentos de modo intensivo, basado en el capital, daña más tierra y hace obsoletos más mercados locales. Pero conforme la lucha de los campesinos sigue adelante, tal vez invisible o ajena para la población urbana del mundo, los marginados pobres en las ciudades y barriadas no pueden seguir esperando a que se cumplan las promesas del desarrollo capitalista. Cuando los precios de los alimentos trepan a alturas ridículas, pensar en que el capitalismo les brindará frutos es una fantasía que ya no pueden darse el lujo de pagar.

Uno de los principales retos de este movimiento autónomo que busca librarse de la agricultura industrial y del hambre urbana es encontrar un método de distribución de los productos agrícolas que le de la vuelta a los supermercados y a todos los problemas que generan. Es por eso que los mercados de hortalizas orgánicas en las favelas que promueve Cidades Sem Fome son tan importantes. No es sólo que pongan huertos y productos orgánicos directamente en manos de quienes más desesperadamente los necesitan; juegan un papel en respaldar este valiente alejamiento del sistema que destruye economías, hábitats, y familias. 

Rob Sawers | 01 noviembre 2011 | Biodiversidad - Oct 2011 -http://www.grain.org

Referencia:

(1) Reardon, Thomas. et al. “Supermarkets in Africa, Asia, and Latin America.” American Journal of Agricultural Economics. V.85. No.5 (2003) 1144

Colombia aprueba el Fracking/... desastre ecológico

Luego de una reñida contienda política entre demócratas y progresistas, donde resultó ganador por un margen aceptable, el presidente Iván D...