viernes, 24 de junio de 2011

La minería, La carta de la tierra, Leonardo Boff y ¿el desarrollo sustentable en Nicaragua?


 


 "El presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega Saavedra, y la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía para el Desarrollo y el Bienestar Social, compañera Rosario Murillo Zambrana, participaron........y asumieron ante la gente un compromiso ante Leonardo Boff y ambientalistas del mundo la nueva Carta de Derechos de la Madre Tierra, a la cual se adhirió Nicaragua de forma inmediata."
Lea documento completo 
Acá lee texto completo

Lea este otro texto de un Organo oficial del gobierno de Nicaragua. 


Acá, lee más sobre el tema:

 (el 19 digital es un órgano de difusión del gobierno de Nicaragua)....
el texto dice:

Controlando los riesgos en la minería nicaragüense

"Desde 1854, año en que fueron descubiertas las riquezas minerales en el occidente de Nicaragua, la minería ha sido uno de los rubros más importantes en materia de empleo, desarrollo y aportes a la economía nacional.
Muchas son las empresas que han obtenido concesiones para la explotación de oro en nuestro país y cada una ha implementado diferentes métodos para el desarrollo de esta actividad, cuyo proceso también representa muchos peligros y riesgos."

"Generalmente, la exploración minera ha estado vinculada por años a la exposición de los trabajadores a daños por el uso de químicos y a los altos niveles de temperatura a los que están expuestos al encontrarse a cientos de metros bajo tierra.

Al dedicare a la minería se requiere que, tanto las empresas como los empleados de las mismas, tomen conciencia de las responsabilidades que deben asumir en el desarrollo de sus actividades. En este sentido, la empresa Triton Minera, S. A., subsidiaria de la compañía canadiense B2Gold, que tiene el derecho de explotación sobre la Mina Santa Pancha en Mina El Limón, tiene como principal compromiso la seguridad de todos y cada uno de sus trabajadores."

El Ing. Pablo Venturo Díaz, gerente general de Triton Minera, S. A., asegura que la empresa que él dirige desarrolla un trabajo muy responsable y profesional a través del cual su principal enfoque está orientado a tener los riesgos bajo control.

“(La minería) es una actividad como cualquier otra que también conlleva riesgos. Lo importante es tener todo esto bajo control, explicar a nuestra gente, entrenarlos para que puedan realizar el trabajo de forma segura”, comenta Venturo.

El gerente de Triton Minera afirma que el entrenamiento y la seguridad de los trabajadores es la parte fundamental y más importante de la empresa que, como eslabón de una corporación internacional, se ajusta a los estándares internacionales de seguridad, prácticas contables y de ingeniería.

“Lo importante de esto, lo medular para nosotros, es tener un control, tener un equipo de profesionales, ingenieros, técnicos, preparados para anticipar cualquier situación riesgosa, saber qué hacer en cada situación. Entonces yo creo que nuestro record de seguridad sin accidentes serios por más de cinco años nos lleva a afirmar que realmente todo el esfuerzo que hacemos en materia de seguridad funciona”.

Autoseguridad en el trabajo, un elemento fundamental

El superintendente de seguridad industrial y medioambiente de Triton Minera, Ing. Martin Orlando Blando, argumenta que parte de las políticas de seguridad industrial y medioambiente que tiene la empresa es brindar una charla de inducción para todas aquellas personas que la visiten así como de los trabajadores temporales y permanentes antes de su ingreso e inicio de operaciones.

“Es una charla de seguridad básica y fundamental para que podamos proceder de manera segura una vez que estamos dentro de la operación”, dice Obando.

Según Obando, al momento de iniciar sus labores durante cada turno, principalmente a aquellos empleados que entran al subterráneo, cada uno de ellos cuenta con el equipo de protección necesario para sobrevivir a cualquier riesgo  que surja en la operación. “Estamos protegidos desde nuestra cabeza hasta las extremidades superiores”.

Desde botas de hule con plataforma y punta acerada, casco, linterna, gafas de seguridad, un traje especial, guantes hasta un aparato denominado autorrescatador, son algunos de los elementos del equipo de seguridad que utiliza cada empleado de Triton Minera.

“En este momento quiero explicar y es muy importante que todos estemos muy claros sobre la importancia del autorrescatador que es un elemento indispensable, necesario y obligatorio para que toda persona que ingrese a la mina subterránea vaya con el en su cinto y en su cinturón”, señala.

El autorrescatador garantiza que durante un incidente, en el cual al sujeto se le dificulte la respiración, este pueda tener acceso entre diez y 15 minutos de respiración artificial mientras logra salir de la mina.

“Es una preocupación constante para nosotros estar dando las condiciones de trabajo adecuadas a nuestros empleados. Sin duda ha habido un cambio muy grande. Yo llevo aquí más de trece años trabajando en las minas en Nicaragua y puedo dar fe del gran adelanto que hemos tenido en esta materia, sobre todo de seguridad”, indica Venturo.

Garantizando condiciones de trabajo
Las autoridades de Triton Minera han venido desarrollando, a lo largo de los años mejores mecanismos de seguridad y protección de cara a garantizar que los 124 empleados que ingresan a la mina subterránea en los cuatro turnos laborales, cuenten con las condiciones optimas para su desempeño así como puntos de seguridad y escape en caso de ocurrir algún incidente.

Eduardo José Burgarin Altamirano, jefe de la mina Santa Pancha, uno de los puntos aprovechados por la compañía para la exploración de oro, asevera que para mantener limpia y segura la mina se cuenta con un sistema de bombeo, que consta de cuatro pozos ubicados en diferentes puntos para la extracción de más de mil 500 y 3 mil galones de aguas termales por minuto, lo que les permite trabajar los niveles actuales de la mina.

Burgarin comenta que los pozos se encuentran ubicados debajo de los puntos de trabajo, porque de lo contrario no podrían trabajar, las temperaturas aumentarían demasiado y la seguridad de los trabajadores estaría bajo mucho riesgo.

Normalmente la temperatura en el subterráneo ronda los 35 grados Celsius, por ello la empresa ha diseñado un sistema de ventilación que se encarga de inyectar aire por la bocamina en el extremo y a través del pozo número 1 y número dos con un extractor que permite manejar los flujos y mantener la temperatura requerida para el trabajo.

“Estos costos, entre el bombeo y ventilación, significan una inversión de U$ 185 mil dólares solo en energía sin incluir la reparación de los equipos que también tienen altos costos. Pero lo principal es que funcione como debe ser y que el personal esté seguro, sepan como funciona, que hacer, donde ir, que no hacer. Eso es muy importante”, comenta Burgarin.

Punto y Aparte...


Video de Leonardo Boff  (Entrevista) sobre La carta de la Madre Tierra:



¿Qué dice el Poder Ciudadano?




Consecuencias del Cambio climático y baja producción en Centroamérica





Colaboración: Raúl Arévalo Alemán
La experta en cambio climático, Ivette Aguilar, vaticina una baja producción en la agricultura de los granos básicos y el Café

El Cambio climático incidirá en la producción agrícola de los granos básicos como el maíz, frijoles y en el Café como producto de exportación, afirma la experta en el tema Ivette Aguilar, quien ayer presentó un estudio denominado “Impactos del cambio climático en la agricultura de América Central y en las familias productoras de granos básicos”.

El estudio indica, dijo Aguilar, que en el 2050 por la situación cambiante del clima podrían darse bajos rendimientos lo cual es una situación grave para la sostenibilidad alimentaria en Centroamérica. Actualmente en el Istmo existe disponibilidad y suficiente producción agrícola para la seguridad alimentaria pero no hay acceso a los alimentos para la población campesina, sostuvo.

Aguilar dijo que Centroamérica ya padece el problema del impacto ambiental pero esa situación en el año 2020 podría agravarse y afectar con hambre a 5 millones de pobladores, si no se atiende de parte de los gobiernos, a las poblaciones campesinas de pequeños productores agrícolas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, sostuvo la experta en cambios climáticos.

Nicaragua y Honduras están en los primeros lugares de riesgo climático. Se han dado en esos dos países cambios extremos. Están ubicados en la tercera y cuarta posiciones en el Índice Mundial de Riesgo Climático, afirma la investigadora. Afirmó que “la pobreza exacerbará los impactos del cambio climático particularmente en la Seguridad Alimentaria”, dijo Ivette Aguilar de El Salvador, Centroamérica.

Hay riesgos ya que en la región centroamericana el cultivo del maíz, frijoles y café ya presentan problemas y hasta pérdidas, como resultado de la inestabilidad del clima, dijo Aguilar, quien valoró la situación de preocupante en materia de seguridad alimentaria, pues esos cultivos podrían volverse “inviables”. Existe el uso inadecuado y masivo de los agroquímicos en la agricultura y hay mala calidad en el acceso al agua, según aspectos de visibilidad observados, dijo.

La experta recomendó que en la producción agrícola ante la situación planteada se tienen que tomar medidas de adaptación, la identificación de nuevos sistemas productivos y el fomento de buenas prácticas agrícolas. Sugirió el estudio de tecnologías y conocimientos que puedan reducir las consecuencias del cambio climático, dijo.
La experta en cambio climático hizo un llamado al Sistema de Integración Centroamericano, SICA, a una reunión de emergencia para evaluar la situación del cambio climático en la región que permitirá encarar entre cada estado los efectos del cambio climático en la agricultura, sostuvo. Sobre el tema se ha venido hablando desde hace 15 años y todavía no se ven definiciones y políticas que hagan menos vulnerable al sector agrícola centroamericano, afirmó Aguilar.
De acuerdo al cuarto informe de evaluación AR4 del año 2007 del panel intergubernamental de expertos sobre el cambio climático, IPCC, la producción agrícola estará probablemente amenazada en muchas regiones y países, lo cual afectaría adversamente la seguridad alimentaria y exacerbaría la desnutrición.
Se prevé que en América Latina, el número de personas que estarían adicionalmente bajo riesgo de padecer hambre probablemente alcanzaría 5, 26 y 85 millones en el 2020, 2050 y 2080, respectivamente.

La lucha ecológica y la conciencia colectiva

Conciencia colectiva y ecología La historia del hombre tuvo un cambio evolutivo cuando nació en él la conciencia. El entendimiento ...