Calidad del agua en las Cuencas Hidrográficas



Informe de la OPS
A excepción de las fuentes utilizadas para el abastecimiento de agua a la población en los centros urbanos, de forma general, la calidad del agua en las diferentes fuentes existentes en el país, tanto subterráneas como superficiales, es un aspecto que tradicionalmente ha sido relegado a un segundo orden de importancia, tanto por las instituciones de gobierno como por los usuarios y la sociedad general.

La calidad del agua presenta mayores amenazas en la región del Pacífico, por la alta concentración de población y de la industria, y la fuerte actividad agropecuaria que se registra en esta zona.

Como regla general las corrientes o reservorios de agua que se localizan en las proximidades reciben las aguas servidas de la población y de la industria, en la mayoría de los casos sin tratamiento alguno. Según cifras del inventario de fuentes de contaminación realizado por MARENA, se generan alrededor de 60 millones de metros cúbicos de aguas residuales urbanas que se descargan sin tratamiento en la zona del Pacífico. Fuentes de agua, como el río Acome, en Chinandega, el río Chiquito en león y el lago de Managua, se encuentran en condiciones de degradación que las hacen inutilizables para cualquier uso. Otras fuentes de agua tales como las lagunas de Masaya, Tiscapa y Nejapa, manifiestan un alto grado de contaminación y corren riesgo de ser inutilizables a mediano plazo.

El lago de Nicaragua, que constituye la reserva de agua más importante del país, enfrenta algunos síntomas o focos de contaminación cuyos efectos se ven reducidos por la dilución que provoca el alto volumen de agua que almacena, por su constante.

Intercambio de oxígeno con las masas de aire y por la descarga de aproximadamente 500 m3/s a través del río San Juan. Sin embargo, pese a las descargas contaminantes hacia el gran lago de Nicaragua, sus aguas son de excelente calidad y actualmente pueden ser aprovechadas para cualquier uso.

Otro factor que amenaza la calidad de las aguas en la zona del Pacífico es la deposición de residuos sólidos urbanos e industriales. De acuerdo a las cifras del inventario de MARENA, en el Pacífico se producen más de 275 mil ton/año de basura doméstica y unas 60 mil ton/año de basuras industriales que se abandonan en sitios sin control ni regulación alguna.

Otro problema de la calidad del agua en los departamentos de león y Chinandega, es la presencia de pesticidas en los mantos acuíferos como producto del uso intensivo de insecticidas no biodegradables y de efectos acumulativos en esa región.

En la zona Norte y Central del país, donde las reservas de agua subterránea no son muy importantes y las principales alternativas para la población la constituyen, además del agua de precipitación, múltiples manantiales y pequeños ríos, se ha identificado como el principal problema de las aguas subterráneas los altos índices de saturación que hacen a estas aguas muy corrosivas, así como en los departamentos de Estelí y Nueva Segovia donde se han detectado deficiencias en los contenidos de fluoruros en las aguas

En la región Atlántica se encuentran los ríos más grandes y caudalosos del país. la concentración de la población y de industrias es muy baja, por lo que hasta el momento estos factores no representan grandes riesgos para las fuentes de agua de la zona.

Los problemas de calidad del agua más importantes provienen de las actividades agrícolas, ganaderas, mineras y de la actividad de mineros individuales o güiriseros, debido a la enorme longitud que caracteriza a los ríos de la Costa Atlántica, experimentan afectaciones a la calidad de sus aguas producidas por actividades antropogénicas que se realizan en las par­tes altas de sus cuencas. Grandes ríos como el Escon­dido, el grande de Matagalpa y el Prinzapolka, de­positan fuertes cantidades de sedimentos en las zonas aledañas a las zonas marítimas que provienen de la erosión hídrica generada en el interior del territorio como producto de la deforestación que acompaña a las actividades agrícolas y ganaderas.”

Además de la situación ambiental, los efectos de los desastres naturales sobre las personas y los centros poblacionales es una realidad. Nicaragua está ame­nazada por sismos, erupciones volcánicas, huracanes, tormentas tropicales, inundaciones, deslizamientos y sequías.

Calidad del agua en las Cuencas Hidrográficas

A excepción de las fuentes utilizadas para el abastecimiento de agua a la población en los centros urbanos, de forma general, la calidad del agua en las diferentes fuentes existentes en el país, tanto subterráneas como superficiales, es un aspecto que tradicionalmente ha sido relegado a un segundo orden de importancia, tanto por las instituciones de gobierno como por los usuarios y la sociedad general.

La calidad del agua presenta mayores amenazas en la región del Pacifico, por la alta concentración de población y de la industria, y la fuerte actividad agropecuaria que se registra en esta zona.

Como regla general las corrientes o reservorios de agua que se localizan en las proximidades reciben las aguas servidas de la población y de la industria, en la mayoría de los casos sin tratamiento alguno. Según cifras del inventario de fuentes de contaminación realizado por MARENA, se generan alrededor de 60 millones de metros cúbicos de aguas residuales urbanas que se descargan sin tratamiento en la zona delPacífico. Fuentes de agua, como el Río Acome, en Chinandega, el Río Chiquito en León y el Lago de Managua, se encuentran en condiciones de degradación que las hacen inutilizables para cualquier uso. Otras fuentes de agua tales como las Lagunas de Masaya, Tiscapa y Nejapa, manifiestan un alto grado de contaminación y corren riesgo de ser inutilizables a mediano plazo.

El Lago de Nicaragua, que constituye la reserva de agua más importante del país, enfrenta algunos síntomas o focos de contaminación cuyos efectos se ven reducidos por la dilución que provoca el alto volumen de agua que almacena, por su constante intercambio de oxígeno con las masas de aire y por la descarga de aproximadamente 500 m3/s a través del Río San Juan. Sin embargo, pese a las descargas contaminantes hacia el Gran Lago de Nicaragua, sus aguas son de excelente calidad y actualmente pueden ser aprovechadas para cualquier uso.Otro factor que amenaza la calidad de las aguas en la zona del Pacífico es la deposición de residuos sólidos urbanos e industriales. De acuerdo a las cifras del inventario de MARENA, en el Pacífico se producen más de 275 mil ton/año de basura doméstica y unas 60 mil ton/año de basuras industriales que se abandonan en sitios sin control ni regulación alguna.Otro problema de la calidad del agua en los departamentos de León y Chinandega, es la presencia de pesticidas en los mantos acuíferos como producto del uso intensivo de insecticidas no biodegradables y de efectos acumulativos en esa región.

En la zona Norte y Central del país, donde las reservas de agua subterránea no son muy importantes y las principales alternativas para la población la constituyen, además del agua de precipitación, múltiples manantiales y pequeños ríos, se ha identificado como el principal problema de las aguas subterráneas los altos índices de saturación que hacen a estas aguas muy corrosivas, así como en los departamentos de Estelí y Nueva Segovia donde se han detectado deficiencias en los contenidos de fluoruros en las aguas.

En la región Atlántica se encuentran los ríos más grandes y caudalosos del país. La concentración de la población y de industrias es muy baja, por lo que hasta el momento estos factores no representan grandes riesgos para las fuentes de agua de la zona. Los problemas de calidad del agua más importantes provienen de las actividades agrícolas, ganaderas, mineras y de la actividad de mineros individuales o güiriseros. Debido a la enorme longitud que caracteriza a los ríos de la Costa Atlántica, experimentan afectaciones a la calidad de sus aguas producidas por actividades antropogénicas que se realizan en las partes altas de sus cuencas. Grandes ríos como el Escondido, el Grande de Matagalpa y el Prinzapolka, depositan fuertes cantidades de sedimentos en las zonas aledañas a las zonas marítimas que provienen de la erosión hídrica generada en el interior del territorio como producto de la deforestación que acompaña a las actividades agrícolas y ganaderas.

El sistema de vigilancia de la calidad del agua

La vigilancia y el control

La Vigilancia Sanitaria es el conjunto de acciones adoptadas por la autoridad competente para evaluar el riesgo que representa a la Salud Pública la calidad del agua suministrada por los sistemas públicos y privados de abastecimiento de agua; así como para valorar el grado de cumplimiento de la legislación vinculada con la calidad del agua.

La vigilancia es una actividad de investigación. También ella es una actividad tanto preventiva como correctiva para asegurar la confiabilidad y la seguridad del agua para consumo humano. No debe confundirse vigilancia con control. El control es el conjunto de actividades ejercidas en forma continua, permanente y sistemática, por las empresas prestadoras de servicios con el objetivo de verificar que la calidad del agua que produce y distribuye, cumple con la legislación.

Calidad natural del agua en las cuencas del país y los cuerpos de aguas superficial y subterráneos

Los factores y problemas que afectan la cantidad y calidad del agua en Nicaragua, son entre otros, los siguientes:

  • La distribución irregular de la precipitación pluvial y de la población en el
    territorio ante la falta de un verdadero ordenamiento territorial
  • El crecimiento demográfico sin el debido control frente a un aumento de la demanda del recurso.
  • El Estado actúa como dueño, administrador, empresario-usuario, define políticas, regula, arbitra y dirime conflictos.
  • Una gestión fragmentada de las Instituciones con responsabilidad y una poca o nula administración de las Cuencas Hidrográficas, debido a que existen diferentes competencias institucionales sobre el manejo y administración del recurso, lo que no permite actuar de manera integral frente a los problemas que se presenta.
  • Un Marco legal inconsistente o a veces inexistente, además de poca aplicabilidad del existente.
  • El acelerado proceso de deforestación que contribuye notablemente en la calidad del agua, a lo que se agrega el uso incontrolado de agroquímicos.
  • Un pobre o ineficaz tratamiento de los residuos sólidos y líquidos.
  • Hay derroche del agua en los sectores doméstico, industrial y de riego lo que no permite que se vea su valor económico, existiendo a la vez un bajo monitoreo y poca atención a la calidad para el consumo humano.
  • No se aplican tecnologías limpias en muchos procesos industriales.
  • Faltan instrumentos económicos para la gestión a favor del recurso.
  • Falta mayor educación y concientización en la población para mejorar las técnicas en el manejo y buen uso del agua en función de la calidad.
  • Existe poca participación ciudadana y de los usuarios en la planificación y ejecución de proyectos o programas.

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la energía hidráulica?

La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación del aire

¿Qué es energía y potencia?

¿Cuál es el origen de la energía solar?

Acuerdo de Cochabamba

La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. (Einstein)

Centrales eléctricas, turbinas y generadores.

¿ Cómo la Draga Limpiará el Río San Juan, de Nicaragua?

¿Que es un Acuífero?

Día Mundial del Reciclaje